Publicado 12/09/2013 01:43CET

Corte de Brasil favorece a firmas estatales sobre tenedores de bonos en caso Rede

Por Guillermo Parra-Bernal, 12 Sep. (Reuters/EP) -

- Tenedores de bonos del conglomerado brasileño de energía Grupo Rede Energia podrían perder hasta un 75 por ciento del valor de sus tenencias, luego de que una corte indicara que se debe pagar en su totalidad a los acreedores gubernamentales, una señal de crecientes riesgos para los inversores en la mayor economía de América Latina.

Rede Energia SA dijo el lunes que una corte de bancarrota aprobó un plan de adquisición propuesto por Energisa SA, que pagará 3.000 millones de reales (1.300 millones de dólares) por los activos de Rede y asumirá la deuda.

Dentro del acuerdo, Energisa pagará a los acreedores de Rede cerca de 1.900 millones de reales e invertirá 1.100 millones de reales en sus ocho unidades de distribución para lograr la aprobación de los reguladores.

Bajo los términos del plan, los tenedores de bonos tienen hasta 60 días para elegir una de dos opciones de pago y el valor de 11,125 por ciento de los bonos perpetuos de Rede podría ser recortado en tres cuartos.

Según cálculos del analista Alessandro Arlant de Bank of America Merrill Lynch, los tenedores que no lleguen a un acuerdo enfrentan una quita de hasta el 90 por ciento.

Entidades gubernamentales como el banco de desarrollo estatal BNDES y el fondo de pensión de trabajadores FI-FGTS de Caixa Economica Federal recibieron pagos completos por unos 960 millones de reales en total en la decisión, a costas de los tenedores de bonos.

En una decisión que los inversionistas ven como poco amistosa para sus intereses en Brasil, la corte anuló otro voto del fideicomisario de tenedores de bonos de Bank of New York Mellon Corp respecto al plan.

"En nuestra perspectiva, es posible que esto presente riesgos legales adicionales a otras corporaciones brasileñas con complejas estructuras de propiedad", escribió en analista Arlant.

Un correo electrónico enviado a la oficina de prensa de Caixa no tuvo respuesta inmediata, así como tampoco los llamados a un portavoz de BNDES en Rio de Janeiro.

(1 dólar = 2,29 reales brasileños)