Publicado 02/10/2020 19:03CET

De Cos cree que la red financiera global es "insuficiente" en un caso de crisis extrema

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos - APIE - Archivo

MADRID, 2 Oct. (EUROPA PRESS) -

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, considera que la red financiera global es "insuficiente" en caso de que se produzca una crisis extrema.

"El diagnóstico que teníamos y que tenemos hoy es que para, digamos crisis normales, la capacidad de movilización de recursos por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), acompañado del resto de organismos multilaterales, era suficiente, pero que por supuesto para crisis extremas, no", ha señalado el gobernador durante su intervención el Foro La Toja 2020.

Preguntado por el impacto de la pandemia en América Latina, De Cos ha señalado que no se puede dejar caer a los países de la región, y ha indicado que en ese sentido tiende a ser optimista sobre la capacidad de reacción del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"¿Realmente podemos dejar caer América Latina? ¿Alguien en el globo se lo puede permitir?... Yo entiendo que no, la verdad, casi por egoísmo personal, más que por lo fundamental, que es echarle una mano a los países de América Latina. En ese sentido tendería a ser optimista sobre la capacidad de reacción del FMI y de las jurisdicciones que están detrás del FMI y del resto de organismos multilaterales para, llegado ese momento (...) podamos estar en situación de movilizar esos recursos, en ese sentido tiendo a ser optimista", ha manifestado.

En lo que concierne a la región, el economista y exjefe del departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo, José Juan Ruiz, ha explicado que el 75% del ciclo económico del continente responde a factores externos como el crecimiento del comercio, el precio de las materias primas, el acceso a los mercados de capital, el envío de remesas o el peso del turismo sobre el PIB.

En lo que respecta al acceso al mercado, Ruiz ha indicado que si bien algunos países tienen acceso, otros no disponen de él, y mientras que hace un año entraban 60.000 millones de dólares (51.200 millones de euros), ahora están entrando en torno al 10% de esa cantidad.

Con respecto a la respuesta al virus por parte de las administraciones latinas, el economista destaca que se basan en dos ejes, que son los confinamientos, que ha calificado como "legalmente muy restrictivos" y "superestrictos"; y los apoyos financieros de los Gobiernos, que han dependido, según Ruiz, de la ideología del Ejecutivo de turno, yendo del 20% del PIB desplegado de Perú, que en el caso europeo sería equiparable a lo movilizado por Alemania, al 1% destinado por México.

Por otro lado, ha puesto el foco en la pérdida de la renta per cápita, que llegará a niveles de finales del siglo pasado, y al recrudecimiento de la pobreza, que podrá alcanzar a 40 millones de personas.

El pronóstico de Ruiz sobre las consecuencias financieras futuras para América Latina es el de un incremento en la inflación generalizado, dado el aumento de la deuda generado por la pandemia y la baja recaudación impositiva en la región, que es de aproximadamente un 16%.

Contador