Publicado 20/12/2015 18:09CET

La crisis económica ensombrece la Navidad de los venezolanos

CARACAS, 20 Dic. (Notimex/Notimérica) -

Los venezolanos se preparar para celebrar en familia estas navidades bajo la sombra de la inflación y la escasez de alimentos, algo que ha provocado que muchos hayan tenido que racionalizar sus apetitos por no poder permitirse todos los platos típicos de estas fiestas.

"Toda la comida navideña se puso por la nubes y no es que uno se sorprenda porque este año la inflación se desbordó y a uno no le queda otra que apretarse el bolsillo", dijo Gabriel García, un maestro de escuela y padre de dos hijos.

García recordó que "hace un año en Navidad compraba un par de panes de jamón a la semana para que comiera toda la familia, pero este año compro uno cada mucho", debido a la escalada inflacionaria que sufre la población.

El tradicional pan de jamón, un plato típico de estas fechas relleno con jamón, aceitunas y pasas, puede rondar entre 2.000 y 2.500 bolívares (entre 300 y 400 dólares), algo que muchas personas consideraron una "barbaridad" teniendo en cuenta que el salario mínimo son 9.000 bolívares mensuales (unos 1.400 dólares).

Un precio más alto rondan los panetones --o pan dulce-- en los mercados y panaderías de Caracas, donde este dulce de origen italiano relleno de frutos secos y chocolate puede costar unos 4.000 bolívares (636 dólares) o incluso más si es importado.

De igual manera, las hallacas tienen un precio más solidario al rondar los 500 bolívares (unos 80 dólares), dependiendo del local y del relleno que tengan, pero la población es consciente de que estos precios son muchísimo más altos que los de las navidades del año pasado.

"Recuerdo que hace un año un pan de jamón costaba 600 bolívares (95 dólares), un panetone como 1.500 bolívares (238 dólares) y una hallaca algo más de 100 bolívares (15 dólares), pero este último año los precios se triplicaron o cuatruplicaron", dijo asombrado un comprador.

El Banco Central de Venezuela (BCV) dejó de publicar las cifras de inflación desde el año pasado, pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) y firmas privadas estiman que este año cerrará entre 160 y 200 por ciento.

En algunos rubros, en particular alimentos, el aumento de los precios ha sido superior al de la media inflacionaria algo que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, atribuye a una "guerra económica" que buscaría derrocar a su gobierno.

Las hallacas, un tipo de bollo envuelto en hoja de plátano con relleno de carne, aceitunas, pasas y cebollas, se puede conseguir en los mercados y panaderías, pero por tradición suele ser preparado en una reunión familiar, algo que permite aligerar los costos de su preparación.

Esta tradición ha permitido que la hallaca sea más asequible que sus competidores, aunque la escasez de harina de maíz o aceitunas sigue causando que las personas tengan que "ruletear" por los mercados durante días para conseguir todos los ingredientes.

"En mi familia nos pusimos de acuerdo para comprar entre todos los materiales y después de mucho ruletear nos vamos a reunir esta semana para hacer las hallacas en familia", aseguró Johanna González, una secretaria "asfixiada" por la crisis económica.