¿Cuáles son las contraprestaciones que debe hacer Argentina a cambio del aumento del préstamo del FMI?

CERDITO CON MONEDAS
FLICKR
Publicado 27/09/2018 15:04:30CET

   BUENOS AIRES, 27 Sep. (Notimérica) -

   Este miércoles, el Fondo Monetario Internacional (FMI) sumó 7.000 millones de dólares al ya importante préstamo financiero de 50.000 millones que la organización económica ha concedido a Argentina después de que su mandatario, Mauricio Macri, se viera obligado a pedir auxilio ante la crisis económica en la que se ha sumido el país desde el pasado mes de abril.

   El anuncio era realizado por el ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, y la directora del FMI, Christine Lagarde, quienes han llevado a cabo las negociaciones para la ampliación de lo pactado inicialmente. "El acuerdo stand-by se incrementa de 50.000 a 57.100 millones de dólares", señalaba Dujovne, acompañado de Lagarde.

   Y es que la respuesta de los mercados financieros y de los inversores extranjeros tras la firma del acuerdo en el mes de junio no ha sido la esperada. El país se encamina hacia la 'estanflación' --recesión más inflación--, lo que además ha llevado a que la tensión en las calles sea cada vez mayor.

   A sabiendas de que la crítica situación económica va a pasarle factura de cara a las próximas elecciones, la ruptura interna y la purga de cargos que se está llevando a cabo en la oposición peronista está dando algo de espacio a Macri, que además podrá destinar el dinero del FMI a lo otros ámbitos que no sean únicamente la deuda.

    "Cabe consignar que dichos fondos ya no tienen carácter precautorio, como establecía el acuerdo original, sino que podrán ser utilizados como soporte presupuestario", destacaba Dujvone este miércoles. De esta manera, se espera que se incremente algo el gasto social para contener a la sociedad argentina, la cual aun guarda heridas desde el famoso 'corralito'.

   "En el centro de este nuevo plan está una política fiscal destinada a lograr un presupuesto sostenible y debidamente financiado, una política monetaria más fuerte centrada en reducir la inflación y una política de flotación libre del tipo de cambio sin intervención", añadió la francesa.

   Pero, obviamente, el FMI no regala nada, y el periplo por el que la resquebrajada Argentina deberá pasar no será fácil. Los ajustes económicos está previsto que fracturen aún más a la población, la cual ha alcanzado notables índices de pobreza. En cualquier caso, ¿cuáles son las contraprestaciones requeridas por el FMI ante el nuevo préstamo?

   Con el nuevo acuerdo el organismo financiero ha acelerado el calendario de pagos previsto en el pacto original y para este año otorgará 13.400 millones de dólares, en vez de los 6.000 consensuados en principio. Para 2019, el monto que otorgará el FMI pasa de 11.400 millones a 22.800 millones.

   Así, el presidente Macri se ha comprometido a lograr el "déficit cero" en 2019, y para ello ha establecido un nuevo impuesto a las exportaciones y a una reducción del gasto en obra pública. Este último está previsto que tenga un fuerte impacto en los bolsillos de los argentinos, especialmente por la eliminación de subsidios al transporte y la electricidad.

   Además, ha eliminado 13 ministerios de un total de 23, lo que ahorrará en torno a 9.000 millones de dólares hasta diciembre de 2019, y también se ha establecido un ahorro en remuneraciones y gastos operativos del 0,2 por ciento del PIB y del 0,2 por ciento en otros gastos corrientes.

   Sin embargo, este ajuste del déficit no afectará a lo relativo a la deuda que Argentina posee, por lo que el ajuste y el recorte económico deberá ser mayor. Tal y como explica César G. Calero en 'esglobal', el proyecto de Presupuestos Generales presentado por Dujovne, en el años 2019 está previsto que sean destinados unos 600.000 millones de pesos al pago de intereses de la deuda (unos 15.000 millones de dólares), es decir, un 3,3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).

   Con una inflación interanual del 34 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), y una subida salarial que en promedio no supera el 25 por ciento, la economía puede resentirse hasta el nivel de que se de una caída del PIB del 2,4 por ciento este año, según el Ministerio de Economía.

MEDIDAS DEL BANCO CENTRAL

   Asimismo, y tal y como indicó Dujovne tras el anuncio de este martes, Argentina mantendrá un "régimen de tipo de cambio flexible", lo cual requerirá de una serie de medidas que deberán ser estipuladas por el Banco Central de la República Argentina (BCRA). Por su parte, la entidad ha indicado este jueves que implementará un "nuevo esquema" de política monetaria a partir del 1 de octubre para intentar "bajar la inflación".

   La entidad presidida por Guido Sandleris ha decidido no aumentar la base monetaria, el dinero legal en circulación más las reservas de los bancos, hasta junio de 2019. Según ha precisado el BCRA, en los últimos meses la masa monetaria había mostrado una expansión superior al 2 por ciento mensual.

   El banco central ha especificado que, a partir del año que viene, la base monetaria solo se ajustará en los meses de diciembre y enero, que es cuando más se incrementa la demanda de dinero. "No descontar estos factores resultaría en una contracción monetaria excesiva", ha subrayado el BCRA.

   En conjunto con esta herramienta, el organismo argentino también ha establecido una "zona de no intervención cambiaria". Así, el BCRA permitirá la libre flotación del peso mientras que el dólar se mueva en un tipo de cambio situado entre los 34 y los 44 pesos argentinos.

   Si el tipo de cambio se encuentra por encima del máximo, el banco realizará ventas diarias de moneda extranjera por un valor máximo de 150 millones de dólares para "corregir" la depreciación. Por el contrario, si se encuentra por debajo de la zona de no intervención, el BCRA procederá a comprar moneda extranjera.

   ¿Será suficiente ese ajuste fiscal para que Argentina salga de la crisis y para que Macri revalide la presidencia en las elecciones del año que viene?