Actualizado 11/03/2011 20:36 CET

Cuba.- Eligen a los mil delegados que participarán en el Congreso del Partido Comunista sobre las reformas en Cuba

Jóvenes leyendo el proyecto sobre las reformas económicas en Cuba.
EP/JUVENTUD REBELDE

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los secretarios generales del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) han elegido a los mil delegados que asistirán al congreso que se realizará en abril y en el que se debatirán las reformas económicas y sociales que está poniendo en marcha el Gobierno de Raúl Castro, con el objetivo de "actualizar" el modelo socialista y paliar los efectos de la crisis financiera.

Los delegados han sido seleccionados "en asambleas integradas por secretarios generales de las organizaciones de base en los municipios, distritos e instancias equivalentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior", informa este viernes el diario oficial 'Granma'.

"Entre los elegidos se cuentan también representantes de los colaboradores cubanos en países como Venezuela, Bolivia y Haití", agrega el rotativo portavoz oficial del PCC.

En un "proceso paralelo" también fueron elegidos 1.280 precandidatos a miembros del Comité Central del PCC, los cuales "forman parte de una cantera de la cual se seleccionará la candidatura que definitivamente será presentada en el Congreso".

"Vale destacar el ejercicio de democracia llevado a efecto por los núcleos del partido, que en un primer momento tuvieron la oportunidad de hacer las propuestas según su consideración, y una vez conformadas las precandidaturas en los ámbitos municipales y distritales, sus militantes fueron consultados y pudieron opinar, hacer observaciones, e incluso objetar la composición presentada u otros aspectos", reza el texto.

El VI Congreso del PCC --el primero que celebrará el partido gobernante en 13 años-- tendrá lugar entre los próximos 16 y 19 de abril. El objetivo principal será analizar el Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Durante tres meses, la isla fue escenario de un histórico debate nacional que sirvió para recoger las propuestas de los cubanos sobre las inéditas reformas económicas y sociales que ya están en marcha. Hasta el pasado 7 de febrero se habían efectuado 127.113 encuentros en los que participaron más de siete millones de personas, quienes realizaron más de 2,34 millones de intervenciones.

"Una vez que culmine el trabajo de los grupos que minuciosamente examinan las propuestas de adición, modificación, supresión, duda y/o preocupación se pondrá en manos de los delegados electos", explica 'Granma'.

El Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución contiene 291 medidas orientadas a reducir todos los subsidios, buscar alternativas de financiación, reactivar el aparato productivo, promover la inversión extranjera y reubicar en el naciente sector privado a unos 500.000 empleados públicos que comenzaron a ser despedidos en enero.

Castro ha dicho que estas reformas son "inaplazables" para garantizar la supervivencia del sistema socialista instaurado con la revolución de 1959. Sin embargo, la población observa el cambio con escepticismo ante el temor de que sea ella quien soporte el coste de esta transformación.

Con estas medidas, Cuba intentará superar la crisis económica que achaca, entre otras cosas, a los 50 años de bloqueo impuesto por Estados Unidos y a los más de 20.000 millones de dólares (14.415 millones de euros) en pérdidas que han dejado los 16 huracanes que han azotado la isla desde 1998.