Actualizado 17/12/2013 22:30 CET

Entra en funcionamiento comercialización entre cooperativas y cubanos

Mercado de alimentos en Cuba
Foto: REUTERS

El Gobierno busca eliminar intermediarios y bajar los precios de los productos agrícolas

   MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Desde este domingo está en vigor en las provincias de La Habana, Artemisa y Mayabeque el nuevo sistema de comercialización directa que permite que las cooperativas puedan abastecer y administrar directamente puntos de venta y mercados y con el que el Gobierno de Raúl Castro busca eliminar intermediarios y bajar los precios de los productos agrícolas.

   Según datos de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), que publica este martes el diario oficial 'Granma', en las tres provincias donde está en marcha el "experimento", las Cooperativas de Crédito y Servicios (CCS), las Cooperativas de Producción Agropecuaria (CPA) y las Unidades Básicas de Producción Cooperativa (UBPC) han solicitado arrendar 434 mercados que serán entregados a 162 de ellas.

   Hasta la fecha, de acuerdo con el diario del Partido Comunista cubano, 130 cooperativas han establecido contrato de arrendamiento y cuentan con 326 instalaciones para vender su mercancía directamente a los ciudadanos.

   En declaraciones al diario, Orlando Pérez, presidente de la CCS Frank París del municipio de Güira de Melena (Artemisa) y que oferta sus productos en mercados de La Habana, ha reconocido que "teníamos grandes expectativas con este momento, pues había pérdida de productos en los campos porque no se comercializaban".

   "Estamos tratando de demostrar que la mejor forma de comercialización que existe es la que lleva directamente la producción del campesino a la tarima, para que se nos den mercados más grandes", ha añadido, defendiendo que ello permite también que las mercancía lleguen más frescas y de primera mano a los consumidores.

   Los presidentes de cooperativas entrevistados por 'Granma' afirmaron contar con suficientes productos para surtir varias veces por semana. Además, precisaron que en virtud de este nuevo sistema, ellos mismos tienen la posibilidad de adquirir aquellos de los cuales no disponen, en otras unidades productivas, con el fin de que el mercado siempre esté abastecido.

REACCIONES DE LOS CONSUMIDORES

   Los consumidores también parecen estar satisfechos con el cambio, a juzgar por las declaraciones hechas por algunos de ellos a 'Granma', si se han quejado de que los precios siguen siendo altos. "Desde que vengo aquí, ésta es la primera vez que veo el mercado tan organizado, pintado y con tanta variedad. Los precios los veo casi iguales, aunque hay una mejor oferta", ha señalado Rasiel Carballosa, cliente de un mercado en la provincia de Artemisa.

   Asimismo, los responsables de las cooperativas han defendido que ofrecen precios más bajos. Así, Lázaro Núñez, presidente de la CCS Frank País en Alquízar, Artemisa, ha señalado que "actualmente están mucho más bajos que en los mercados de oferta y demanda, porque el mismo tomate en los mercados de oferta y demanda está a 7 u 8 pesos la libra, aquí lo tenemos a 4 pesos". "La cebolla está por unidades (mazos) a 10 pesos y aquí la tenemos a 6, por ejemplo", ha precisado.

   Según precisa la agencia oficial AIN, el sistema posibilitará que las cooperativas puedan abastecer, con sus propios medios de transporte, de vegetales, hortalizas, cultivos varios y derivados porcinos a mercados y puestos.

   Asimismo, altos cargos del Ministerio de Agricultura y del de Comercio Interior, han defendido que la iniciativa favorecerá la presencia de una mayor cantidad y variedad de productos agropecuarios y, en función de los resultados de la experiencia en estas provincias, se trasladará al resto del país.