Cuba.- El Gobierno otorgará subsidios a los cubanos de escasos recursos para que puedan reformar sus viviendas

Actualizado 04/01/2012 19:03:44 CET

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los cubanos de escasos recursos podrán solicitar a partir del próximo 15 de enero subsidios especiales para que puedan reformar sus viviendas, como parte de las nuevas políticas del Gobierno de Raúl Castro que buscan beneficiar directamente a los ciudadanos y no a los productos que ahora se venden abiertamente en comercios.

Un decreto publicado este miércoles establece que los subsidios serán entregados a personas naturales, que estén o no protegidas por la asistencia social, "con el propósito de financiar la compra de materiales de la construcción y el pago de mano de obra para iniciar, reparar o rehabilitar su vivienda por esfuerzo propio", informa el diario oficial 'Granma'.

El Gobierno dará prioridad a familias afectadas por catástrofes --como huracanes, ciclones, inundaciones e incendios--, a aquellas que vivan en "condiciones vulnerables" y a todas las personas que demuestren que, por falta de solvencia, no pueden pagar el precio actual de los materiales de construcción o la mano de obra.

Las normas publicadas precisan que la financiación de los nuevos subsidios se obtendrá de lo recaudado por la venta de materiales de construcción en las propias provincias cubanas, precisa el rotativo portavoz del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC).

Castro, quien en 2006 sustituyó en el poder a su hermano Fidel, flexibilizó las restricciones que durante casi cinco décadas impedían a los cubanos realizar reformas en sus viviendas y construir sus propios inmuebles, además liberó la venta de los materiales de construcción y permitió el trabajo como autónomos para los obreros, electricistas y fontaneros, entre otros.

A partir del pasado diciembre, los cubanos pueden solicitar créditos para la adquisición de los materiales y la contratación de la mano de obra, pero no todos cumplen con las condiciones establecidas por los bancos estatales.

A pesar de estas nuevas facilidades, los ciudadanos deben hacer frente a los precios de mercado de los materiales, después de que el pasado abril el PCC aprobara, dentro del paquete de 313 medidas para "actualizar" el modelo socialista, la eliminación de "las gratuidades indebidas y los subsidios excesivos", a fin de beneficiar directamente a las personas necesitadas y no a los productos.

Pero los cubanos también se han visto perjudicados por la escasez. El Gobierno tuvo que reconocer hace unos días que en 2011 no se cumplieron con los objetivos previstos para el plan de venta de materiales de construcción.