La demanda de la OPV de Neoenergia (Iberdrola) triplica su oferta a una semana de que se fije su precio

Publicado 19/06/2019 15:34:26CET
TWITTER - Archivo

   MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La demanda de la oferta de distribución secundaria de acciones (OPV) de Neoenergia, la filial brasileña de Iberdrola, multiplica ya por tres el volumen de la oferta.

   Según informa el diario brasileño 'Estadao', a falta de apenas una semana para la fijación del precio definitivo de la oferta, la demanda ya apunta al éxito de la OPV.

   Fuentes de Iberdrola consultadas por Europa Press declinaron realizar ningún comentario al respecto.

   La filial brasileña de Iberdrola se encuentra inmerso en la fase de 'roadshow' para presentar a los inversores extranjeros la oferta, con visitas a los mercados de Nueva York o Londres.

   Neoenergia pretende colocar un total de 208 millones de acciones, representativas de en torno a un 17% del capital, en una horquilla de precios fijada de entre 14,42 reales (unos 3,3 euros) y 16,89 reales (unos 3,86 euros) por título.

   Esta horquilla de precios supone valorar el 100% de la energética en un mínimo de unos 17.502 millones de reales (unos 4.025 millones de euros) y un máximo de 20.501 millones de reales (unos 4.715 millones de euros).

   Así, en la OPV de la compañía se prevé captar entre un mínimo de 3.000 millones de reales (unos 686,5 millones de euros) y un máximo de unos 3.500 millones de reales (unos 800 millones de euros).

PRECIO PARA EL 27 DE JUNIO Y COMIENZO DE COTIZACIÓN EL 1 DE JULIO

   El precio final de la OPV quedará fijado el próximo 27 de junio y está previsto que las acciones de Neoenergia comiencen a cotizar en la Bolsa de Sao Paulo a partir del 1 de julio.

   Iberdrola es el socio mayoritario de Neoenergia, con una participación del 52,45%, mientras que un 38,21% del capital corresponde a Previ y un 9,35% está en manos de Banco do Brasil.

   Dentro de la operación, Iberdrola venderá un total de 29,7 millones de acciones, Banco do Brasil un paquete de 113,4 millones de títulos y el fondo de pensiones público Previ un total de 64,9 millones de acciones.

   De esta manera, como estaba previsto, el grupo presidido por Ignacio Galán participará en la OPV, ya que tenía la obligación de colocar un pequeño paquete, aunque mantendrá su posición de control por encima del 50% del capital social.

   Los bancos coordinadores de la oferta serán BB-Banco de Investimento, que actúa como coordinador líder, BofA Merrill Lynch, JP Morgan, Credit Suisse, Citigroup y HSBC.

   Esta salida a Bolsa tiene como principales objetivos levantar recursos nuevos para la energética, así como para los accionistas Banco do Brasil y Previ, fondo de pensiones de la entidad financiera brasileña

COMPROMISO DE SALIDA A BOLSA

   El acuerdo de fusión de Neoenergia y Elektro incluía el compromiso de Iberdrola de respaldar la salida a Bolsa de la compañía cuando Previ y Banco do Brasil lo estimasen oportuno, en respuesta a sus necesidades de liquidez.

   La operación de salida a Bolsa tuvo que ser aplazada a finales de 2017, ya que el mercado consideró demasiado alto el precio fijado y los socios Previ y Banco do Brasil se negaron a situar el precio de salida por debajo de los 15,02 reales, tal y como reclamaban los inversores. Sin embargo, a finales del tercer trimestre de 2018, los socios decidían retomar la OPV de Neoenergia.

GIGANTE ENERGÉTICO EN BRASIL

   A través de su filial, Iberdrola se ha convertido en una de las dos mayores eléctricas de Brasil por número de clientes, con 13,8 millones de puntos de suministro.

   La compañía cuenta con una capacidad de producción en este país de más de 3.700 megavatios (MW), de los cuales casi el 86% son renovables. Esta capacidad alcanza casi los 5.000 MW si se suman los proyectos en construcción.

   Asimismo, cuenta con casi 700.000 kilómetros de líneas eléctricas, operadas por las cuatro empresas integradas en Neoenergia: Cosern, Celpe, Coelba y Elektro.

   Iberdrola, a través de Neoenergia, invertirá cerca de 6.500 millones de euros en el país durante los próximos cinco años. Este importe se destinará, fundamentalmente, al desarrollo de nuevas líneas de transporte, a la construcción de 15 nuevos parques eólicos en el Estado de Paraíba y a la ampliación y mejora de las redes de distribución de los estados de Bahía, Pernambuco, Río Grande do Norte, Sao Paulo y Matto Grosso do Sul.

   Además, a las inversiones ya comprometidas podrían sumarse nuevos proyectos derivados de las subastas de líneas y capacidad de generación que el Ministerio de Minas y Energía tiene previsto convocar en los próximos años.

Para leer más