Publicado 21/04/2021 11:43CET

Economía/Empresas.- (AMP) CCR gana la licitación de las líneas 8 y 9 del metro de Sao Paulo

Archivo - Obras del metro de Sao Paulo (Brasil)
Archivo - Obras del metro de Sao Paulo (Brasil) - COMSA - Archivo

La española CAF participaba en uno de los consorcios que pujaron por el contrato

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consorcio Via Mobilidade, formado por las empresas CCR y RuasInvest, ha ganado este martes la concesión de las líneas 8 (Diamante) y 9 (Esmeralda) del metro de Sao Paulo, gestionadas por la Compañía Paulista de Transporte Metropolitano (CPTM), con las que el Gobierno de Sao Paulo estima recaudar aproximadamente 2.600 millones de reales brasileños (390 millones de euros) en un contrato de explotación de 30 años.

Es la primera vez que la Administración paulista ha ofrecido líneas gestionadas por la CPTM, ya que hasta el momento solo se habían concedido al sector privado nuevas líneas de metro, según consta en la documentación publicada por CPTM.

El consorcio de empresas ganador de la subasta, además, es el mayor operador privado de metro de Sao Paulo, ya que cuenta con las líneas 4 (amarilla), 5 (lila) y 17 (dorada). Además, hace apenas dos semanas, una filial del grupo CCR consiguió la concesión de 22 aeropuertos.

Las autoridades brasileñas han propuesto un importe inicial de 303 millones de reales (45 millones de euros) para la gestión de las líneas, aunque finalmente el consorcio Via Mobilidade ha ofrecido 980 millones de reales (146 millones de euros) y ha ganado la subasta.

Al concurso también concurrió la española CAF en consorcio con las firmas brasileñas Comporte y Consbem. La compañía con sede en Beasain (Guipúzcoa) participada como proveedor de material rodante ferroviario.

Sin embargo, su propuesta económica se limitaba a 787,7 millones de reales (117,5 millones de euros), por lo que no pudo hacerse con la subasta. CAF ya está presente en el metro de Sao Pualo, al que ha suministrado 26 trenes de 6 coches cada uno para la línea 5 y otros 17 trenes para las líneas 1 y 3, así como otras unidades de cercanías para el gestor del transporte de la ciudad.

CCR también superó a otras dos ofertas lanzadas por los consorcios Itapemirim Encalso, con 400 millones de reales (59,7 millones de euros) ofrecidos en la subasta, e Integraçao, formado por Ibérica Holding y Metra, que ofreció 519,5 millones de reales (77,5 millones de euros).

Otra española que está presente en la infraestructura es Acciona, que, el pasado mes de octubre, se hizo con el contrato para la construcción y operación de la línea 6 del metro, valorada en unos 15.000 millones de reales (2.300 millones de euros) y que ofrecerá servicio a 600.000 pasajeros cada día, una vez finalizadas las obras en un plazo máximo de cinco años.

DETALLE DEL CONTRATO

Con la concesión, el Gobierno de Sao Paulo, liderado por Joao Doria, estima recaudar en torno a 2.600 millones de reales brasileños (390 millones de euros) en los 30 años que establece el contrato.

De estos, 1.200 millones de reales (180 millones de euros) corresponden a la adquisición de nueva flota, 825 millones de reales (123 millones) a obras civiles de modernización y 575 millones de reales (86 millones de euros) a la modernización de sistemas e infraestructura de operación.

Tras hacerse con el contrato, Via Mobilidade desarrollará cinco nuevas estaciones, las de Lapa y Ambuitá en la Línea 8 y las de Joao Dias, Mendes-Via Natal y Varginha en la Línea 9, y realizará la modernización y readecuación de 35 estaciones.

Asimismo, se encargará de la operación, conservación, mantenimiento, modernización de las instalaciones existentes y la construcción de nuevas estaciones. Las dos líneas tienen una capacidad estimada superior al millón de pasajeros diarios, con una extensión de más de 74 kilómetros y 40 paradas de metro.

Después de la subasta, en la que han estado presentes Doria, el vicegobernador del estado paulista, Rodrigo García, y el secretario de Transporte Metropolitano, Alexandre Baldy, las autoridades han calificado como "momento histórico" la concesión, especialmente porque "después de la pandemia, la movilidad se disparará, faltarán aviones y faltará movilidad. Habrá una gran demanda de movilidad", ha señalado Doria.

La línea 8, que ofrece servicio a los municipios de Sao Paulo, Osasco, Carapicuiba, Barueri Jandira e Itapevi, conecta las paradas de Amador Bueno con la de Júlio Prestes a través de 22 estaciones y una red de 41,6 kilómetros de extensión. Asimismo, enlaza con las líneas 7, 9 y 3. La capacidad diaria de la línea, con datos de 2019, es de 497.000 pasajeros.

De su lado, la línea 9 conectará las estaciones de Osasco con Varginha a lo largo de 32,5 kilómetros y 18 estaciones, dos de ellas (Mendes-Vilatal y Varginha) de nueva creación. La capacidad diaria de la línea, que enlaza con las líneas 4, 5, 8 y 17, era de 591.000 pasajeros con datos actualizados a 2019.

Contador