Publicado 08/06/2020 20:51CET

Economía.- La incertidumbre política en Brasil podría conllevar una recesión más prolongada, según Moody's

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro - PRESIDENCIA BRASIL

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

La incertidumbre política en Brasil podría conllevar a una recesión más prolongada en un escenario de contracción económica más severa, según un informe de Moody's.

"Los eventos políticos podrían introducir materiales de riesgo en nuestro perfil de crédito de Brasil por el posible impacto en la reforma de su agenda, si, por ejemplo, la dinámica política entre el Gobierno y el Congreso se deteriorara hasta el punto de que se impidiera aprobar los acuerdos constitucionales necesarios para cumplir con el límite de gasto. En un escenario de contracción económica más severo, la incertidumbre política podría conllevar una recesión más prolongada que excede de nuestras estimaciones actuales", explica el informe.

Además, la agencia calificadora de rating explica que un escenario caracterizado por una recesión profunda y una recuperación mucho más débil de la prevista podría conducir a un incremento de la incertidumbre política en el país, similar a lo ocurrido entre 2015 y 2016. Este escenario podría estar sujeto probablemente al detenimiento en varias reformas de la Administración de Jair Bolsonaro, así como la alta incertidumbre de Brasil para manejar su senda de consolidación fiscal y, en términos generales, sobre la dirección general de la política económica.

"Juntando todo, estas condiciones impactarían de manera negativa en el crecimiento económico y el rendimiento fiscal en 2021 y en adelante, resultando en un empeoramiento significativo de la perspectiva del crédito soberano con respecto a la que contamos en la actualidad", apostilla la firma.

La agencia calificadora indica que entre los principales riesgos de rebaja del crédito del soberano del país, se encuentran un proceso fallido en las reformas del Ejecutivo, las cuales se han visto detenidas por la propagación de la pandemia en el país. Al mismo, la posibilidad de que el mayor gasto por parte del Gobierno este año se vuelva permanente es otro riesgos "significativo" de manera que podría impactar de forma negativa en el medio plazo y acarrear una mayor carga de deuda, incluso una vez acabada la crisis. Adicionalmente, los riesgos fiscales podrían exacerbarse por una contracción económica más profunda o más prolongada por la emergencia sanitaria.

Actualmente, Moody's estima una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) del país de, al menos, el 5,2% en 2020. Al mismo tiempo, prevé que las finanzas del Gobierno se deterioren "de manera significativa" este año, con un déficit fiscal que sobrepasará el 10% del PIB. Además, la relación entre la deuda pública y el PIB ascenderá a un nivel cercano al 90%, frente al 76% de 2019.

Sin embargo, la firma indica que los riesgos externos de Brasil permanecen limitados. "La vulnerabilidad externa se mantiene baja debido a la posición consolidada de sus reservas internacionales, las cuales proveen liquidez suficiente para resistir a impactos financieros externos", precisa Moody's.