Publicado 07/11/2023 18:00

Economía.- Lula llama a los empresarios a hacer una revolución industrial "verde" para atraer más inversores a Brasil

Archivo - El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva
Archivo - El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva - Fabio Rodrigues-Pozzebom/Agencia / Dpa - Archivo

MADRID, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Brasil, Luiz Inácio 'Lula' da Silva, ha hecho un llamamiento ante el tejido empresarial del país para aprovechar "el momento histórico" que vive Brasil y hacer una nueva revolución industrial, apoyada en la transición energética, que permita ofrecer oportunidades de inversión a aquellos empresarios internacionales interesados en el potencial económico de la nación carioca.

Durante la inauguración del 'Brasil Investment Forum', el mandatario brasileño ha señalado que Brasil es el lugar del mundo con las mayores posibilidades para transformarse en el principal productor mundial de energía limpia y renovable.

"Quien quiera hacer una inversión para producir vehículos sostenibles o para apoyar la agricultura sostenible, no necesita buscar. Hay un lugar llamado Brasil que garantiza competitividad en esta materia", ha afirmado.

Por este motivo, ha asegurado ante los empresarios que el cometido del Gobierno es impulsar la iniciativa privada, dando apoyo desde el sector público a través de alternativas y oportunidades de crédito y financiación para reactivar sus operaciones.

"No vamos a vender activos públicos, sino que vamos a dar ayuda desde el sector público de forma barata y a largo plazo para que la industria brasileña se transforme definitivamente en un sector competitivo", ha defendido.

Además, ha asegurado que el Gobierno se desempeñará en la tarea de garantizar estabilidad social, política y jurídica a los empresarios para que estos se centren en poner en marcha todos los recursos con los que hacer la revolución industrial "verde".

En cifras, esta transformación de la economía brasileña hacia un futuro más sostenible podría llevar al comercio exterior de Brasil a alcanzar un trillón de dólares, según ha explicado el presidente.