Publicado 01/04/2024 13:57

Economía.- El sindicato de trabajadores públicos de Argentina espera que el paro del miércoles reciba un respaldo masivo

Los trabajadores públicos de Argentina convocan un paro el 3 de abril ante el despido de 70.000 personas
Los trabajadores públicos de Argentina convocan un paro el 3 de abril ante el despido de 70.000 personas - ATE

MADRID, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE), el mayor sindicato de los trabajadores del sector público en Argentina, espera que el paro convocado para el próximo miércoles 2 de abril reciba un respaldo masivo por parte de otras fuerzas sindicales del país, que se solidaricen con el plan de despido de 70.000 empleados públicos que está llevando a cabo el Gobierno de Javier Milei.

En una entrevista radiofónica este lunes, el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar, ha indicado que el paro del miércoles es el inicio de un proceso de reivindicación que está seguro que se va a "rodear de solidaridad" ya que otros importantes sindicatos del país están en la misma lucha.

"No somos los únicos que están sufriendo. Si no peleamos juntos nos van a matar por separado", ha alarmado el líder sindical, que ha hecho un llamamiento a otros sindicatos como la Confederación General del Trabajo (CGT) de Argentina, la principal organización sindical del país, a encabezar la protesta callejera.

Anteriormente, Aguiar valoró como un delirio el plan de Milei de despedir a 70.000 empleados públicos, ya que implica desmantelar los servicios públicos del país. Ante esta decisión, el responsable ha pedido "tener un mensaje claro" desde las fuerzas sindicales contra aquellos que están "destruyendo Argentina".

De cara a este miércoles, además de iniciar esta medida de fuerza, los miembros del sindicato están convocados a un plenario federal, al que asistirán otras organizaciones sindicales, para articular el plan de lucha de los próximos meses, con el fin de evitar que el Gobierno siga "agraviando" al sector público.

"Van a echar a 70.000 trabajadores. Cada cese es un calvario para el trabajador y para su familia. Se deben seguir garantizando los servicios públicos", ha sostenido el sindicalista.

Contador