Ecuador.- La Asamblea aprueba nuevo código de finanzas públicas que da más control al Gobierno sobre presupuesto y deuda

Actualizado 15/10/2010 13:19:26 CET

QUITO, 15 Oct. (Reuters/EP) -

La Asamblea de Ecuador ha aprobado este jueves un nuevo código de finanzas públicas que permitirá al Gobierno incrementar su control sobre el presupuesto del Estado y el nivel de endeudamiento. La propuesta, remitida por el presidente Rafael Correa con carácter de económico urgente, fue aprobada con 73 votos a favor de los 116 asambleístas presentes en la reunión.

La aprobación de esta ley es clave para el futuro de la Asamblea Nacional, pues es la primera propuesta oficial que se aprueba después de la amenaza del presidente de disolverla, argumentando obstrucción a sus planes de gobierno. La propuesta recibió críticas de asambleístas del oficialismo, lo que molestó a Correa.

A través del código de finanzas públicas, el Gobierno puede aumentar el nivel de endeudamiento del país cuando se requiera financiación para programas o proyectos de inversión pública, previa aprobación de la Asamblea Nacional, y modificar el monto del presupuesto anual del Estado.

Asimismo, con la aplicación del cuerpo legal, el Gobierno podrá ampliar su capacidad para captar recursos internos de la banca a través de bonos públicos. "El Código será una muestra del compromiso de la Asamblea Nacional a favor de la descentralización", dijo el presidente de la Asamblea, Fernando Cordero durante su intervención.

CAMBIOS QUE PREOCUPAN

Además de los mecanismos para aumentar el endeudamiento, la propuesta autoriza al Gobierno a emitir certificados de corto plazo, como instrumentos para obtener liquidez inmediata en caso de necesitarlo. Las entidades financieras podrán comprar estos títulos para realizar el encaje bancario hasta en un 75 por ciento. Estos papeles fueron eliminados por Correa, cuando ejercía como ministro de Finanzas en el 2005.

El texto aprobado por los asambleístas también permite al Gobierno aumentar o reducir hasta en un 15 por ciento la cifra del plan de gastos del Estado, sin que la modificación altere los presupuestos de gobiernos seccionales. El presupuesto para 2010 ascendió a unos 21.000 millones de dólares.

"Esta ley debería llamarse código de protección al gastador compulsivo de este Gobierno", explicó el asambleísta del opositor partido Sociedad Patriótica, Paco Fierro, al cuestionar la propuesta oficial. Las reformas aprobadas por la Asamblea deben ser aprobadas o rechazadas por el presidente para su vigencia.