Actualizado 03/02/2015 12:24:27 +00:00 CET

Ecuador cierra acuerdo por 330 millones para desarrollar tecnología 4G

Fundas de movil carcasa lusstra
Foto: LUSSTRA

QUITO, 3 Feb. (Reuters/Notimérica) -  

   Ecuador y las filiales locales de la mexicana América Móvil y la española Telefónica cerraron una negociación por 330 millones de dólares para el desarrollo de tecnología de cuarta generación (4G) en el país, confirmó este lunes un funcionario.

   Con el acuerdo ambas operadoras podrán usar un mayor espectro radioeléctrico en el país andino para desarrollar los nuevos servicios de 4G hasta el 2023 y mejorar los actuales de tercera generación (3G).

   "El valor es favorable para el Estado (...) es un valor importante comparado en la región que supera un poco más del doble que se ha cobrado en otros países", dijo el Ministro de Telecomunicaciones, Augusto Espín, a la prensa.

   Las operadoras negociaban con el Gobierno desde el año pasado para ampliar el espectro radioeléctrico y poder implementar el servicio en el país andino, en base de numerosas condiciones impuestas por las autoridades locales.

   Con el acuerdo América Móvil pagará unos 180 millones de dólares por 60 megahertz (MHZ), un monto mayor a la de su competidora porque tiene el mayor número de abonados del país. Por su parte, Telefónica abonará 150 millones de dólares por 50 MHZ. Las compañías aún no han prestado declaraciones.

   La operadora pública Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) ya presta servicios de tecnología de cuarta generación a sus clientes, aunque es un operador pequeño dentro del mercado de telefonía móvil en Ecuador. Las autoridades esperan firmar los respectivos contratos en las próximas semanas.

   En Ecuador existen unos 17,4 millones de abonados de telefonía móvil, de los cuales el 67,1 por ciento pertenecen a América Móvil; el 28,6 por ciento a Telefónica y apenas un 4,29 por ciento a la pública CNT, según datos de la Superintendencia de Telecomunicaciones.

   Las operadoras pagaron en el 2008 unos 700 millones de dólares en conjunto por la renovación de su concesión para operar en la nación sudamericana.