Ecuador y FMI: una relación que se retoma pese al escepticismo de la sociedad

Sesiçon del  CMFI, FMI / Banco Mundial
GETTY - Archivo
Publicado 22/02/2019 10:44:18CET

   QUITO, 22 Feb. (Notimérica) -

   Este jueves, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, ha anunciado que, tras semanas de negociación, finalmente el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha concedido al país 4.200 millones de dólares que junto con los 6.000 millones provenientes de otros organismos ayudarán a reactivar la economía del país. La última vez que el FMI prestó dinero al país sudamericano fue en 2003, bajo la presidencia de Lucio Gutiérrrez.

   Después de aquella fecha la relación entre el Gobierno ecuatoriano y el organismo económico se rompió, pues fundamentalmente durante la época de Rafael Correa (2007-2017) se rompieron todos los lazos. Correa acusó siempre al FMI de ser el causante de la "austeridad" de las naciones debido a las medidas que la agencia económica imponía a los países a cambio de prestarles dinero.

   Durante una década Ecuador vivió completamente de espaldas al FMI, pero la llegada de Moreno a la Presidencia ha devuelto la relación a épocas anteriores. Este préstamo será el número 19 que se le concede a Ecuador y llega en un momento en el que el país se enfrenta a un abultado déficit fiscal y un fuerte endeudamiento externo. Aún así, el acuerdo obtenido con el FMI está sujeto a la aprobación de la junta ejecutiva de la entidad con sede en Washington.

   "Hemos recuperado la confianza y la credibilidad. Por eso, las más importantes organizaciones mundiales han decidido sumarse al camino que estamos construyendo. Han decidido respaldar el Plan de Prosperidad de nuestro Gobierno. Vamos a recibir más de 10.000 millones de dólares", ha explicado el mandatario.

   De ellos, los 6.000 millones que faltan para el total son créditos de instituciones multilaterales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). Del préstamo total, 6.700 millones de dólares son de libre disponibilidad y 3.500 millones de dólares están sujetos a proyectos de inversión. Las tasas de interés, según ha explicado Moreno, no superan el 5 por ciento y el plazo para la devolución es de hasta treinta años.

   El préstamo llega como resultado de la constatación, por parte del órgano que dirige Christine Lagarde, del frenazo de la economía ecuatoriana. El FMI rebajó sus previsiones de crecimiento de Ecuador hasta el 1,1 por ciento en 2018 y al 0,7 por ciento para 2019, según explica el diario 'El Comercio'.

   Por el momento, ninguna de las partes del acuerdo ha concretado qué medidas serán las que Ecuador tenga que aplicar a cambio del rescate financiero, lo que según varios expertos podría generar desconfianza en la sociedad ecuatoriana, ya que como gran parte de América Latina --fundamentalmente en épocas en las que los Gobiernos de izquierdas regían gran parte de la región--,siempre ha sido "reticente" a la presencia del organismo.

   "El acuerdo crediticio garantiza una previsibilidad en el manejo de la caja. En los próximos días, limpiaremos los atrasos del 2018 y regularizaremos los pagos de devolución de IVA para los Gobiernos Autónomos Descentralizados", ha explicado el ministro de Finanzas, Richard Martínez.

   "No me interesa el poder, me interesa el bienestar de todos; me interesa el presente y futuro de Ecuador, me interesa el país en el que vivirán nuestros hijos y nietos, el futuro de nuestros mayores. Tu futuro, ecuatoriano. Me interesa, sobremanera, dejarle al próximo gobierno y al país un mejor Ecuador, que no les pase lo que a mí", ha concluido Moreno tras su anuncio, en un posible intento de convencer a sus ciudadanos de que la vuelta de los grandes organismos económicos no debe verse como una amenaza.

Para leer más