Actualizado 06/03/2006 11:47:00 +00:00 CET

EEUU.- AT&T adquiere BellSouth por 55.800 millones, en la mayor operación de telecomunicaciones en EEUU

ATLANTA, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El grupo estadounidense de telecomunicaciones AT&T ha adquirido BellSouth por 67.000 millones de dólares (55.800 millones de euros) en acciones, en una operación que le permitirá tomar el control de su 'joint venture' Cingular Wireless tras un largo proceso de remodelación en el sector.

En virtud del acuerdo, aprobado por los consejos de administración de ambas compañías, cada acción de BellSouth se cambiará por 1,325 títulos de AT&T, con lo que se valora en 37,09 dólares cada título de BellSouth, un 18% más que el precio marcado por las acciones el 3 de marzo.

Está previsto que la operación, condicionada al visto bueno de los accionistas y de las autoridades reguldoras, concluya dentro de cerca de doce meses, con la creación de un nuevo grupo con 70 millones de clientes de línea telefónica local y 54,1 millones de suscriptores de 'wireless', así como alrededor de 10 millones de usuarios de banda ancha en 22 estados.

La operación es la mayor de las realizadas hasta el momento en el sector estadounidense de las telecomunicaciones. En 1999, MCI WorldCom intentó comprar Sprint por 115.000 millones de dólares (95.800 millones de euros), pero los reguladores federales bloquearon la operación. A nivel internacional, la británica Vodafone Airtouch protagonizó la compra más cuantiosa en 2000, al adquirir Mannesmann por unos 150.000 millones de euros.

Junto a la base de clientes de BellSouth, AT&T se hará gracias a esta compra con la participación de la adquirida en Cingular, el mayor operador de Estados Unidos de telefonía móvil, participado hasta el momento en un 60% por AT&T y en un 40% por BellSouth.

La compañía resultante gestionará una plantilla de 316.000 trabajadores, que podría quedar reducida en los próximos años, debido al propósito de AT&T de eliminar actividades redundantes. AT&T calcula que la operación conllevará sinergias valoradas en cerca de 18.000 millones de dólares (15.000 millones de euros). Hasta 2008, el solapamiento de actividades permitirá un ahorro cercano a 2.000 millones de dólares anuales, cifra que alcanzará los 3.000 millones de dólares a partir de 2010.

La compradora espera mejorar considerablemente el beneficio por acción en los próximos tres años y obtener un significante crecimiento en flujo de caja tras la entrega de dividendo en 2007 y 2008. En este contexto, el grupo emprenderá un plan de recompra de cerca de 400 millones de acciones hasta 2008, cuyo valor rondará los 10.000 millones de dólares (8.300 millones de euros).

Cingular adquirió en octubre de 2004 AT&T Wireless por 41.000 millones de dólares (34.000 millones de euros), tras lo que asumió en nombre de la adquirida, debido a su larga tradición y a la fuerza de la marca en Estados Unidos.

PASO LÓGICO.

El presidente y consejero delegado de AT&T, Edward E. Whitacre, calificó la fusión de "paso lógico" en el proceso de concentración de operadoras de telefonía en Estados Unidos. "Beneficiará a los clientes al dotarles de nuevos servicios", señaló.

Whitacre destacó la solidez y la buena gestión mostrada hasta el momento por las dos compañías, y constató que BellSouth opera en regiones de Estados Unidos con fuerte crecimiento económico. En esta línea se expresó el presidente y consejero delegado de la adquirida, Duane Ackerman, para el que el actual era el "mejor momento para esta fusión".

De hecho, la fusión es el último hito en un largo proceso de remodelación del gigante de las telecomunicaciones AT&T, tras su segregación en 1984 en ocho operadores regionales. En 1997, SBC se convirtió en la compañía que mejor partido sacó de esta circunstancia, al comprar Pacific Telesis y, un año después, Southern New England y TCI. Poco después, se hizo con Ameritech y con MediaOne.

Cingular Wireless nació en 2000, a raíz de una sociedad conjunta entre SBC y BellSouth en la que la primera tomó el 60%. En 2004, Cingular Wireless se impuso a Vodafone y compró AT&T Wireless, y un año después SBC compró AT&T y asumió el nombre de la operadora.