EEUU y Canadá llegan a un acuerdo para modernizar el Tratado de Libre Comercio junto a México

sdfas
TWITTER
Publicado 01/10/2018 14:56:31CET

   MADRID, 1 Oct. (OTR/PRESS) -

   Estados Unidos y Canadá han alcanzado 'in extremis' un acuerdo este domingo para sustituir y modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, conocido como TLCAN, a escasas horas de que se cumpliera el plazo límite.

   La incertidumbre y los meses de negociaciones parece que han llegado a su fin y ambos gobiernos han anunciado que el nuevo tratado pasará a llamarse Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA), según ha confirmado la ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland.

   El TCLAN, que abarca un espacio en el que habitan 500 millones de personas, comenzó a ser renegociado desde hace más de un año a instancias del presidente estadounidense, Donald Trump, que lo calificó como "un desastre" para su país.

   El tratado derribó la mayoría de las barreras comerciales entre Estados Unidos, Canadá y México, lo que provocó un aumento del comercio entre los tres países. Pero Trump ha alegado para tumbarlo que alentaba a los fabricantes a trasladarse al sur de la frontera para aprovechar los salarios bajos de los mexicanos, lo que le ha implicado la pérdida de empleos estadounidenses.

   Este lunes, el mandatario estadounidense ha celebrado el "maravilloso" acuerdo alcanzado la noche antes.

   "A última hora de anoche, nuestra fecha tope, llegamos a un maravilloso nuevo acuerdo comercial con Canadá que se sumará al acuerdo que ya alcanzamos con México", ha celebrado Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter.

   "Es un gran acuerdo para los tres países y resuelve muchas de las deficiencias y errores del NAFTA, abriendo los mercados a nuestros agricultores y fabricantes y reduciendo las barreras comerciales a Estados Unidos", ha considerado el excéntrico millonario neyorquino.

   Tras meses de tensiones entre Washington y el resto de sus socios, los tres gobiernos han logrado salvar sus diferencias a cambio de ciertas concesiones. Ottawa tenía aún más presión encima que el resto de sus socios, ya que EEUU había alcanzado un acuerdo previo con México.

   La administración de Trump notificó el 31 de agosto oficialmente al Congreso sobre el acuerdo comercial logrado entre México y Estados Unidos. Eso dio inicio a un reloj de 90 días que permitiría al saliente presidente mexicano Enrique Peña Nieto firmar el nuevo documento antes de que abandone el cargo el 1 de diciembre.

   Pero las relaciones entre Ottawa y Washington se fueron tensando desde que en la cumbre del G7 celebrada en junio en Quebec, el magnate calificara al presidente canadiense Justin Trudeau como "débil" y "deshonesto".

   Sin embargo, ambas naciones se necesitan y estaban abocadas a llegar a un trato. Canadá es el principal destino de las exportaciones de EEUU y el mercado estadounidense representa el 75 por ciento de lo que Canadá exporta al extranjero.

   Tras un fin de semana intenso, con reuniones interminables, videoconferencias entre los negociadores y 90 minutos antes de que venciera el plazo fijado por Estados Unidos, se llegó a un acuerdo en el que las partes han tenido que hacer concesiones en algunos aspectos.

   De hecho, Otawa ha cedido en el sistema de cuotas para la leche abriendo el mercado a los productores estadounidense, según ha informado uno de los altos funcionarios canadienses.

   Canadá, por su parte, ha conseguido preservar del ya obsoleto TLCAN un mecanismo de resolución de controversias comerciales que EEUU quería eliminar.

   Además, en el nuevo texto se incluirá un capítulo ambiental y Canadá podrá conservar la protección del sector cultural.

   "Hoy, Canadá y Estados Unidos han llegado junto con México a un acuerdo. El USMCA dará a nuestros trabajadores, ganaderos y empresarios un comercio más justo y un mayor crecimiento económico en la región", señala el texto conjunto.

   "Fortalecerá la clase media y creará buenos trabajos y nuevas oportunidades para los cerca de 500 millones de personas que llaman hogar a América del Norte", indica el documento.

   "Estamos deseando profundizar e impulsar las relaciones económicas cuando entre en vigor este acuerdo. Queremos agradecer al ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, su colaboración durante los últimos 13 meses", han afirmado las partes.

   Según la cadena de televisión CNN, se espera que el nuevo texto sea firmado por el presidente estadounidense, Donald Trump, así como sus homólogos mexicano y canadiense en noviembre. Posteriormente, el Congreso de Estados Unidos tendrá 60 días para revisarlo y aprobarlo.

   El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha expresado en su cuenta de Twitter que ésta es una "buena noche para Canadá" tras reunirse con su Gabinete.

   "Celebramos el acuerdo trilateral. Se cierra la puerta a la fragmentación comercial de la región", ha escrito en Twitter Jesús Seade, negociador del TLCAN del presidente mexicano electo, Andrés Manuel López Obrador. "El TLCAN 2 dará certidumbre y estabilidad al comercio de México con sus socios en Norteamérica", ha añadido.

   Representantes del gobierno de López Obrador han convocaron a una conferencia de prensa para analizar los detalles del acuerdo comercial para este lunes.

   Los grupos empresariales estadounidenses se opusieron a convertir el TLCAN en un acuerdo bilateral con México y sin Canadá dado que las economías de las tres naciones se han entrelazado de forma significativa.

   En este sentido, la Administración Trump ha trabajó para alcanzar un nuevo acuerdo antes de que el presidente saliente de México, Enrique Peña Nieto, abandone el cargo el próximo 1 de diciembre.

   Para lograr un trato con el republicano, México acordó en agosto disposiciones que requerirían que entre el 40 y el 45 por ciento de un automóvil se construya en países donde los trabajadores del sector ganen al menos 16 dólares por hora.