Actualizado 09/08/2011 23:37 CET

EEUU.- Obama impondrá nuevos estándares de consumo y emisiones para camiones y vehículos comerciales

Obama Se Dirige A Los Ciudadanos En La Casa Blanca
CASA BLANCA

WASHINGTON, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene previsto anunciar nuevos estándares de eficiencia en el consumo de combustible y de emisiones de dióxido de carbono (CO2) para los vehículos comerciales e industriales, que entrarán en vigor a partir de 2014.

Así, Obama se reunirá con los representantes de la industria para discutir las características de estos nuevos estándares de eficiencia y de emisiones que permitirán ahorrar 50.000 millones de dólares (35.211 millones de euros al cambio actual) en gasto de carburante durante la vida de este programa.

Estos nuevos requisitos medioambientales han sido desarrollados por el Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT, por sus siglas en inglés) y por la Agencia de Protección Medioambiental (EPA, por sus siglas en inglés), en colaboración con las compañías relacionadas con el transporte.

"Mientras estamos trabajando para mejorar la eficiencia de los coches y de los todoterrenos, algo interesante ha pasado. Hemos empezado a recibir cartas solicitando que hagamos lo mismo con los camiones pesados y medios", explicó el presidente estadounidense.

A través de esta iniciativa, los camiones y autobuses fabricados entre 2014 y 2018 tendrán que reducir su consumo de combustible en 530 millones de barriles de petróleo y sus emisiones de gases contaminantes en 270 millones de toneladas.

Asimismo, el programa desarrollado por la EPA y el DOT incluirá diferentes requisitos específicos en función del tipo de vehículo, que han sido divididos en tres tipos: 'pick-ups' pesados y furgonetas, semi-camiones y vehículos profesionales (camiones y autobuses).

La Administración Obama resaltó que estas medidas permitirán a los propietarios de los vehículos y a los operadores unos considerables ahorros a largo plazo y afirmó que un operador de semi-camiones podría pagar la mejora de la tecnología necesaria para satisfacer estos estándares en menos de un año y obtener un ahorro de 73.000 dólares (51.408 euros) a lo largo de la vida útil del vehículo.