Embajador de Cuba: "El modelo socialista necesita actualizarse para mantener el bienestar"

Publicado 16/06/2015 13:30:11CET
FOTO: NOTIMÉRICA

   MADRID, 16 Jun. (Notimérica) -

   El Embajador de Cuba en España, Eugenio Martínez Enríquez, ha señalado la necesidad de que el modelo económico predominante en el país, el socialista, se actualice con el objetivo de lograr un mayor bienestar para los ciudadanos.

   En su intervención en 'El Club de Diálogos para la Democracia' este martes en Madrid, el Embajador afirmó que había llegado el momento de que la propiedad de ciertas empresas pasase a ser privada en vez de pública, es decir, que el Gobierno cubano traslade el control de determinados sectores a los empresarios del país y a los inversores extranjeros.

   El encuentro con Martínez, patrocinado por la empresa Tabacalera, contaba con la presencia del director de la compañía, Domínguez Valdés-Hevia y con el presidente de 'El Club de Diálogos por la Democracia', Gavilanes Dumont.

   Ambos ponentes destacaron la estrecha relación tanto histórica como cultural que existe entre Cuba y España. Gavilanes se mostró en contra de las políticas de embargo que se cernían hasta hace poco sobre el país.

   "Soy contrario a los embargos, porque castigan a los pueblos y no a sus élites". Además, también señaló cómo esta apertura del país impulsará las inversiones.

LA NECESIDAD DE ACTUALIZAR EL MODELO ECONÓMICO.

   Para describir la situación del país, el Embajador afirmó que el sistema socialista funciona en Cuba desde hace muchos años y que lo único que se debe cambiar es la diversidad en la propiedad empresarial. "En el país, todos los niños van a la escuela y están nutridos (...) además, los cubanos confían plenamente en la sanidad pública y en la educación".

   No obstante, señaló las dificultades que plantea para la economía del país mantener estos beneficios sociales. "El modelo necesita actualizarse para que el bienestar se prolongue en el futuro". "Solo en educación gastamos un 32% de nuestro presupuesto, ejemplificó Martínez (...) lideramos en algunos índices los datos del resto de Latinoamérica. Para que esto se mantenga la propiedad empresarial debe cambiar".

   Tal y como señaló el Embajador, el 80% de la tierra cubana está en manos estatales, al igual que una gran cantidad de restaurantes, un sector poco común para el control estatal.

LOS PROBLEMAS ESTRUCTURALES DEL PAÍS.

   El Embajador destacó que el embargo fue una de las primeras limitaciones del crecimiento económico en Cuba. No obstante, también señaló una serie de cuestiones endógenas que pueden resultar un terreno óptimo para que se produzcan nuevas inversiones externas.

   La ineficiencia en la producción de energía y el uso mayoritario de hidrocarburos abre camino para la inversión en energías renovables como la eólica, por parte de países europeos.

   Por otra parte, la tierra cubana, a pesar de lo que se pudiera pensar, "no es tan fértil", destacó Martínez. Un 60% de los terrenos cultivables están calificados como de baja calidad. Además, un 25% de la población se dedica a la agricultura, pero esto tiene un bajo impacto en el PIB.

   El Embajador afirmó que una política de cambio más flexible para los empresarios podría incrementar las importaciones y la inversión.

LAS RELACIONES CON EL EXTERIOR.

   Al ser preguntado por las relaciones exteriores, declaró que las relaciones con España son muy óptimas y que el actual Ministro de Economía de España, Luis de Guindos, realizará una visita a Cuba este verano.

   También mostró su apoyo al gobierno venezolano, destacando que "Maduro se ha enfrentado a una política de derribo (...) nuestras relaciones son plenas con Venezuela".

   Rehusó comparar a Cuba con otros gobiernos de partido único, como China o Corea del Norte, aunque sí afirmó que el país tomaría como ejemplo otros sistemas económicos para poder avanzar. "La burocracia no está superada, tenemos que estudiar otros sistemas".

Para leer más