Embraer pierde 151,4 millones en 2018, sus primeros 'números rojos' en diez años

Embraer
EMBRAER - Archivo
Publicado 14/03/2019 22:18:45CET

   SAO PAULO, 14 Mar. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   La compañía aeronáutica Embraer perdió 171,2 millones de dólares (151,4 millones de euros) en 2018, frente a las ganancias de 280 millones de dólares (247,7 millones de euros) reportadas un año antes. Hacía diez años que el fabricante brasileño no cerraba sus cuentas anuales en 'números rojos'.

   Sus cuentas anuales se vieron lastradas por el impacto negativo de 188,5 millones de dólares (166,7 millones de euros) vinculados a las revisión del incidente con el KC-390 y el deterioro del segmento de jets ejecutivos durante el último trimestre del ejercicio, entre otros extraordinarios.

   La compañía redujo un 13,4% sus ingresos en su último ejercicio fiscal, hasta los 5.071 millones de dólares (4.486 millones de euros) con respecto al precedente, según ha informado el grupo brasileño, mientras que el resultado operativo de 768 millones de dólares, un 42,6% menos que en 2017.

   Este descenso del volumen de negocio se explica por la menor entrega de aviones con una menor absorción, por tanto, de los costes. El resultado neto de explotación (Ebit) estuvo por debajo de los objetivos que se había marcado para el año, pero en línea con el guía actualizada publicada a mediados de enero de 2019.

   Embraer había reducido en enero su previsión de entregas de jets ejecutivos para el ejercicio de entre un rango de 105 a 121 aeronaves a 91 unidades, cifra que ha repostado. En el segmento comercial, la empresa entregó 90 unidades, dentro de la previsión estimada (entre 85 y 95 aeronaves).

   Durante el último trimestre, registró unas pérdidas de 16,9 millones de dólares (14,9 millones de euros), frente a ganancias de 42,2 millones de dólares (37,3 millones de euros) y una facturación de 1.671 millones de dólares (1.478 millones de euros), un 3,5% menos. También fueron las primeras pérdidas en los últimos tres meses del año desde 2011.

Para leer más