Actualizado 26/06/2006 17:52:01 +00:00 CET

España/Argentuina.- PSOE insta al Gobierno al "estricto cumplimiento" de los compromisos de compra de AA por Marsans

El PP solicita la fijación de mecanismos de "control objetivo"

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Socialista insta al Gobierno a "exigir el estricto cumplimiento" de los compromisos asumidos por Air Comet --sociedad del grupo Marsans-- al adquirir Interinvest, que aún se encuentran pendientes de ejecución, "teniendo en cuenta en todo caso la protección de los intereses económicos del sector público". A través de Interinvest, Marsans controla Aerolíneas Argentinas. Así lo solicita el PSOE en una propuesta de resolución de la Comisión Mixta Congreso-Senado al 'Informe de Fiscalización' del Tribunal de Cuentas sobre la compra de Aerolíneas Argentinas.

El Tribunal de Cuentas remitió en marzo al Parlamento el informe sobre la actuación del sector público español en Aerolíneas Argentinas, en el que advierte de presuntas irregularidades detectadas en la venta en 2001 de la compañía aérea argentina por parte de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) a la sociedad Air Comet, controlada por el grupo Marsans.

Ahora, el PSOE recomienda que se compruebe "de modo particular" el destino dado a las cantidades aportadas por la Sociedad Estalal de Participaciones Industriales (SEPI) para la cancelación de pasivos de Aerolíneas Argentinas, la naturaleza y cuantía de las responsabilidades asumidas por la SEPI por contingencias, el cumplimiento por Air Comet del compromiso de aumento de la flota de la aerolínea y el resultado final de la liquidación del contrato de compraventa de la compañía aérea.

Además, propone que SEPI "se ajuste a los términos concretos contenidos en las propuestas de privatización aprobadas por el Consejo de Ministros, dando cumplimiento a los trámites previstos en el acuerdo del 28 de junio de 1996 para llevar a cabo cualquier modificación de los compromisos establecidos con arreglo a la propuesta aprobada". El Grupo Socialista instó también a que se realice una fiscalización específica sobre la finalización del contrato de compraventa de Interinvest.

Por su parte, el Grupo Popular instó a exigir, "en los procesos de privatización y enajenación de empresas como el fiscalizado", la fijación de mecanismos de "control objetivo y no interpretable sobre la utilización eventual de los fondos públicos que sean aportados a la operación en virtud del cumplimiento de las obligaciones contractuales".

El Grupo Popular, además de llamar a que se continúe la labor de fiscalización de las operaciones realizadas en el proceso de compra y posterior venta de Aerolíneas, propone que se incluyan en un eventual informe final los resultados de la fiscalización desde 1990, el cumplimiento o no de las condiciones contractuales y el resultado del proceso de arbitraje.

INFORME FISCALIZADOR

En su informe, el Tribunal apunta que la SEPI aportó 300 millones de dólares (249 millones de euros) a la sociedad Interinvest --propietaria de Aerolíneas y bajo control de Air Comet-- que debían haber sido destinado al pago de pasivos. Sin embargo, Air Comet destinó parte de este importe, en concreto 273 millones de dólares (226 millones de euros), a la compra de estos pasivos y no a cancelarlos, "quedando subrogada en la posición de acreedor frente a Aerolíneas" con el objetivo de "poder intervenir en el concurso de acreedores de esta sociedad". El concurso aprobó en 2002, con el voto favorable de Air Comet, una quita del 60% de las deudas que acumulaba Aerolíneas Argentinas.

El Tribunal de Cuentas subraya que estas operaciones contaron con el "consentimiento" de la SEPI, ya que el holding público español "incluso vendió a Air Comet uno de sus propios créditos frente a Aerolíneas Argentinas". Estos hechos están siendo investigados por el juzgado número 35 de Madrid, una causa en la que figuran como imputados los dueños de Marsans, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz, y el propio presidente de Aerolíneas Argentinas, Antonio Mata.

Paralelamente, el Tribunal de Cuentas también advierte de que la SEPI aportó otros 248 millones de dólares (206 millones de euros) para que Air Comet los destinara a la implantación del plan industrial de Aerolíneas Argentinas, centrado en la ampliación de flota y el desarrollo de nuevas rutas. Sin embargo, Air Comet destinó estos fondos al pago de gastos de funcionamiento de Aerolíneas y de su filial Austral.

OTRAS POSIBLES IRREGULARIDADES

El informe de fiscalización recoge asimismo el pago por parte de SEPI de 205 millones de dólares (170 millones de euros) por ajuste de balance que, según el contrato, habrían de destinarse al pago de deudas y pasivos, pero que se emplearon fundamentalmente a costear gastos de funcionamientos de Aerolíneas, Austral y de la propia Interinvest.

"Air Comet está exigiendo a SEPI que asuma el pago de importantes cantidades por contingencias, pese a haber incumplido en la mayoría de los casos el procedimiento acordado por las partes para que esta responsabilidad fuera exigible a SEPI. Aunque SEPI no ha abonado todavía nada por este concepto, tiene dotada una provisión al efecto de 231,5 millones de euros", explica el Tribunal en su informe.

El Tribunal de Cuentas cifra en al menos 2.730 millones de dólares (2.265 millones de euros) el "coste real" que para las arcas públicas españolas han tenido sus actuaciones en Aerolíneas Argentinas desde 1990.

CUMPLIMIENTO DE OBLIGACIONES

Por su parte, desde Air Comet señalaron que el Tribunal de Cuentas "carece de determinada información, en poder de la SEPI, sobre todo en lo relativo a la capitalización en Aerolíneas Argentinas de los pasivos comprados por Air Comet, que fueron capitalizados en su totalidad en la Asamblea General de accionistas del último ejercicio aprobado, el correspondiente a 2004, siempre conforme al cumplimiento de las obligaciones acordadas con SEPI".

Asimismo, fuentes de la compañía precisaron que en el Informe de Fiscalización la SEPI insiste en el "correcto obrar" de Air Comet, que "actuó conforme a las condiciones contractuales acordadas en el contrato de compraventa y bajo la supervisión de SEPI". Agregaron que Air Comet ha cumplido con todas las obligaciones derivadas del contrato, sobre todo con respecto a la ampliación de flota, el mantenimiento de los puestos de trabajo y la recuperación del 100% de la actividad aérea de la aerolínea.