España.- Grupos hoteleros e inmobiliarios españoles negocian su entrada en un 'macrocomplejo' turístico en R. Dominicana

Actualizado 05/04/2006 18:07:50 CET

NH Hoteles y Altabella Hotels ya han pactado el desarrollo de proyectos por valor de 265 millones en Cap Cana

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Varios grupos hoteleros e inmobiliarios españoles mantienen negociaciones avanzadas de cara a su participación en el 'macrocomplejo' turístico Cap Cana, ubicado en República Dominicana, y que previsiblemente se cerrarán con éxito "en los próximos meses", según anunció hoy en Madrid el presidente de la firma Cap Cana, Ricardo Hazoury, que eludió desvelar la identidad de los compañías interlocutoras.

Cap Cana se ha lanzado a la búsqueda de nuevas alianzas estratégicas para seguir creciendo de la mano de socios internacionales y, en este sentido, identifican los operadores españoles "como los grandes socios, los socios más importantes del proyecto". El grupo ha abierto un proceso de captación de firmas inmobiliarias y hoteleras en España --también en Europa, Estados Unidos, Iberoamérica y Asia-- con el objetivo de ampliar su red de ventas y optimizar su proyección en el mercado internacional.

La firma Cap Cana ya cuenta entre sus socios internacionales a los grupos españoles NH Hoteles y Altabella Hotels, que participarán en el proyecto con tres hoteles y dos amplios desarrollos residenciales que concentrarán una inversión global por importe de 325 millones de dólares (265 millones de euros).

NH Hoteles y la firma Cap Cana construirán un complejo turístico de lujo, para lo que ejecutarán una inversión conjunta de unos 150 millones de dólares (122 millones de euros). El nuevo resort, propiedad al 50% de NH y Cap Cana, dispondrá de un hotel de lujo con 90 habitaciones y de una promoción residencial integrada por 350 viviendas, que se pondrán a la venta en primavera de 2006 y que serán comercializadas en régimen de 'rental pool' (los propietarios ceden a NH la gestión de los apartamentos cuando no están ocupados).

Por su parte, el grupo canario Altabella Hotels se dispone a operar en el complejo dominicano dos establecimientos hoteleros --uno de los cuales estará operativos a finales de este mismo año-- y un desarrollo residencial, proyectos que acumularán inversiones por un valor de 175 millones de dólares (142 millones de euros).

FACTURACIÓN AL ALZA

Cap Cana registró un volumen de ventas de 188,2 millones de dólares (158 millones de euros) durante el año 2005, una cifra que supone un aumento del 66,5% con respecto al año anterior y que da fe del "avance ascendente" que el complejo mantiene desde su creación en 2002 --en su primer ejercicio las ventas ascendieron a 72 millones de dólares (60,4 millones de euros)--.

Las previsiones que la firma dominicana contempla para el conjunto del 2006 contemplan unas ventas que se situarán en el entorno de los 300 millones de dólares (252 millones de euros), lo que representa una mejora del 60% en relación al ejercicio precedente. Cap Cana tiene previsto lanzar al mercado inmobiliario internacional un inventario de inmuebles diversos por un valor aproximado de 800 millones de dólares (671 millones de euros) en los próximos años.

Tradicionalmente, los desarrollos de complejos turísticos, sobre todo en el Caribe, han apostado únicamente por las propiedades inmobiliarias frente al mar. El concepto de Cap Cana pone especial énfasis en romper con esta tendencia desarrollando la totalidad del terreno sobre la base de la creación de polos de atracción estratégicos, girando en torno a tres pilares de interés: propiedades frente a la playa, campos de golf y marina.

El desarrollo inicial de estos pilares se fundamenta en una inversión estimada en 1.500 millones de dólares (1.260 millones de euros) en un plazo de entre 10 y 15 años. Hasta el momento, el proyecto, que dispone de una superficie de 125 millones de metros cuadrados, ha ejecutado inversiones por valor de 250 millones (210 millones de euros), aproximadamente el 16% del total previsto, para el desarrollo de la infraestructura vial y los servicios públicos.