Estudian si el pulpo maya es portador del agente que causa anisakiasis

Actualizado 06/11/2014 22:02:16 CET
Pulpo rojo
Foto: AMC

MÉXICO DF, 6 Nov. (Notimérica) -

   El Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), en Mérida, está llevando a cabo un estudio para determinar si el pulpo rojo (Octopus maya) puede ser portador del agente causante de la anisakiasis (una enfermedad frecuente en todo el mundo causada por la ingestión de pescado o pulpo infectado con larvas de parásitos del género Anisakis).

   La investigación está siendo desarrollada por la investigadora del Departamento de Recursos del Mar, Sheila Castellanos Martínez, que lleva más de un año analizando esta especie endémica de Yucatán.

   Su investigación busca contribuir en materia de seguridad alimentaria al asegurarse de la salud de esta especie o en su caso identificar parásitos potencialmente peligrosos asociados a la ingesta de este pulpo.

   La especialista justifica su investigación ante la posibilidad de que el Octopus maya pueda ser portador del agente causante de la anisakiasis. En ese caso y ante cualquier otra enfermedad parasitaria, deberán tomarse las medidas necesarias para resolver este problema pues el pulpo es un recurso importante desde el punto de vista biológico, económico y social, informa la Academia de Ciencias Mexicanas.

   Otros parásitos que se pretenden descartar en la investigación son algunos gusanos parásitos (cestodos, trematodos), así como del coccidio, causante de coccidiosis en cefalópodos (pulpos, calamares, sepias y nautilos), que genera problemas de crecimiento a estos animales. Se ha estudiado en el pulpo común (Octopus vulgaris) que el coccidio infecta la mucosa del tracto digestivo y conforme va creciendo el parásito perfora este tejido.

   Sheila Castellanos destacó que estudiar los parásitos del pulpo representa un problema porque éstos usan al molusco sólo como un medio, como en el caso de Anisakis u otros nematodos, para llegar a su hospedador final como son peces, delfines, ballenas o aves marinas.

   "Los parásitos en el pulpo muchas veces están en fase larvaria, y las larvas tienen la peculiaridad de no mostrar ciertos caracteres taxonómicos, características que se necesitan obligadamente para saber qué especie es", señala.

   En el caso del cultivo del pulpo el padecimiento es grave, porque por más alimento que se le proporcione al molusco, éste no va a crecer o engordar como debiera porque no puede asimilar los nutrientes.

15.000 EMPLEOS

   Por lo anterior, el objetivo general de la investigadora es determinar la presencia de parásitos en el Octopus maya en Yucatán, que pueden representar un riesgo para la salud pública, así como para el desarrollo exitoso del cultivo de pulpo en México.

   Según la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), en la primera década de este siglo, la captura promedio de pulpo de la península de Yucatán osciló entre las 7.206 y las 20.138 toneladas.

   En Yucatán, el pulpo rojo genera más de 15.000 empleos directos y una derrama económica anual de 314 millones de pesos aproximadamente, según la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa).

   TE PUEDE INTERESAR...

   São Paulo prohíbe criar animales para comercializar su piel

   Charlie da Dog, el perro con más visitas en Youtube del mundo

Para leer más