Publicado 24/06/2020 18:59CET

La Fed acepta al Banco Central de Chile en su programa de 'repos' para bancos centrales

   El presidente del Banco Central chileno, Mario Marcel ha indicado que la verdadera fortaleza de la economía se verá a mediados de 2018, tras conocerse este lunes que el IMACEC de septiembre ha sido menor de lo esperado (un 1,3% frente al estimado 1,6%)
El presidente del Banco Central chileno, Mario Marcel ha indicado que la verdadera fortaleza de la economía se verá a mediados de 2018, tras conocerse este lunes que el IMACEC de septiembre ha sido menor de lo esperado (un 1,3% frente al estimado 1,6%) - TWITTER - Archivo

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha aceptado al Banco Central de Chile en su programa de operaciones de recompra ('repos') con otros bancos centrales, según ha informado este miércoles el instituto emisor chileno.

La entidad del país andino solicitó adherirse a este programa el pasado 3 de junio. Este mecanismo permitirá al Banco Central de Chile disponer de mayor flexibilidad para conducir las operaciones de 'swap' de divisas, herramienta a través de la cual provee de dólares semanalmente a la banca local.

Mediante su uso, el instituto emisor chileno podrá acceder a los dólares que entrega mediante líneas 'swap', evitando la venta de reservas internacionales, al inicio de la respectiva operación, y su posterior recompra, al vencimiento de la misma, a un precio que podría ser mayor.

Para acceder a esta financiación temporal, el banco chileno entrega en garantía bonos emitidos por el Tesoro de Estados Unidos y paga una tasa de interés que se encuentra indexada a la tasa de política monetaria de ese país, la que actualmente es cercana a cero.

El pasado mes de marzo, la Fed amplió sus 'swaps' de divisas con nueve bancos centrales para garantizar la liquidez en dólares en sus mercados locales.

En concreto, estableció estas líneas con el Banco de la Reserva de Australia, el Banco Central de Brasil, el Banco Nacional de Dinamarca, el Banco de Corea, el Banco de México, Norges Bank (el banco central noruego), el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda, la Autoridad Monetaria de Singapur y el Sveriges Riksbank (el banco central sueco).

La entidad con sede en Washington proporciona 60.000 millones de dólares (55.572 millones de euros) de liquidez a cada uno de los bancos centrales de Australia, Brasil, Corea del Sur, México, Singapur y Suecia, mientras que a las autoridades de Dinamarca, Noruega y Nueva Zelanda recibirán 30.000 millones de dólares (27.786 millones de euros) cada una.