Una filial de Odebrecht, excluida de participar en proyectos del Banco Mundial por "prácticas fraudulentas"

Publicado 29/01/2019 17:56:06CET
Odebrecht
REUTERS / PAULO WHITAKER

   WASHINGTON, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La compañía Construtora Norberto Odebrecht, filial de la firma brasileña Odebrecht, ha sido excluida de participar en cualquier contrato financiado por el Banco Mundial durante tres años como consecuencia de las prácticas "fraudulentas y conspirativas" que realizó durante un proyecto ambiental impulsado por el Banco Mundial en Bogotá (Colombia).

   En concreto, la prohibición forma parte del acuerdo al que han llegado ambas partes para cerrar la disputa. Odebrecht ha aceptado la "responsabilidad" derivada de las prácticas "sancionables" y se ha comprometido a cooperar con la vicepresidencia de Integridad del Banco Mundial. En caso de que no se produzcan cambios en su conducta, la sanción del Banco Mundial se podrá extender más allá de los tres años iniciales.

   Cuando salió a concurso el proyecto ambiental, destinado a reducir el riesgo de inundaciones del Río Bogotá, la filial de Odebrecht pagó a varios "agentes comerciales" para obtener información confidencial y realizar una mejor oferta. Este tipo de prácticas están expresamente prohibidas por el Banco Mundial.

   "La empresa, asistida por uno de los agentes a los que había pagado honorarios no revelados, trató de influir indebidamente en el paquete de licitaciones que formaba parte del proyecto", ha subrayado el organismo radicado en Washington.

Lo más leído

  1. 1

    Siria.- Asesinados dos trabajadores de Oxfam en un ataque en el sur de Siria

  2. 2

    Irán dice que los ataques contra bases en Irak con tropas de EEUU fue "una respuesta clara" a la muerte de Soleimani

  3. 3

    Costa Rica.- BDO integra el despacho González y Uribe en Costa Rica y refuerza su presencia en Latinoamérica

  4. 4

    República Dominicana.- Mapfre adquiere el 51% de la aseguradora dominicana Ars Palic

  5. 5

    Coronavirus.- El presidente chino ordenó sin éxito la contención inicial del coronavirus en Wuhan el 7 de enero