El FMI dejó de trabajar con Venezuela en enero por la crisis política

Actualizado 30/05/2019 22:01:20 CET
El FMI afirma que hay "incertidumbre" en la economía de Brasil y considera "clave" la reforma del sistema de pensiones
REURTERS/ YURI GRIPAS - Archivo

   WASHINGTON, 30 May. (Reuters/EP) -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) suspendió en enero su trabajo con Venezuela sobre sus datos económicos por las persistentes preguntas sobre a quién reconoce como mandatario legítimo, según ha informado este jueves a Reuters su portavoz.

El Banco Central de Venezuela (BCV) comunicó el miércoles que el PIB ha caído un 53 por ciento desde 2013 y que 2018 cerró con más de un 130.000 por ciento de inflación, después de años de silencio sobre los datos de la economía venezolana.

El portavoz del FMI ha aclarado a Reuters que la decisión del BCV de dar a conocer estas cifras no tiene que ver con la presión de la entidad financiera. El año pasado, el FMI emitió una "declaración de censura" contra Venezuela por no informar sobre su rendimiento económico, paso previo a la suspensión y, en último término, la expulsión.

"No podemos dar nuestra opinión sobre la calidad de los datos (publicados) porque no hemos tenido la oportunidad de hacer una evaluación completa por la ausencia de contactos con las autoridades" venezolanas, ha dicho.

Según dos fuentes en Caracas, el BCV divulgó los datos por sugerencia de China. El gigante asiático, uno de los aliados del Gobierno de Nicolás Maduro, pretendería evitar así que se abra un debate en el seno del FMI sobre la legitimidad del líder 'chavista', ha dicho una de las fuentes consultadas.

El presidente, Nicolás Maduro, y el líder opositor Juan Guaidó mantienen un pulso por el reconocimiento internacional como mandatarios legítimos de Venezuela.

Guaidó se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela el pasado 23 de enero para impedir que Maduro completara el segundo mandato que inició el 10 de enero en base a los resultados de las elecciones presidenciales de 2018, que la oposición y gran parte de la comunidad internacional consideran fraudulentas.

Para leer más