Publicado 24/11/2020 12:43CET

El FMI y Ecuador llegan a un acuerdo para un futuro desembolso de 1.683 millones de euros

Lenín Moreno, presidente de Ecuador
Lenín Moreno, presidente de Ecuador - PRESIDENCIA DE ECUADOR

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El personal técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) y las autoridades ecuatorianas han llegado a un acuerdo sobre la primera revisión del Servicio Ampliado del Fondo (SAF) de 27 meses, por el que el país andino tendría acceso a un financiamiento de aproximadamente 2.000 millones de dólares (unos 1.683 millones de euros), una vez que el directorio ejecutivo del Fondo complete dicha revisión.

Según informó el organismo en un comunicado emitido el lunes por la noche, el acuerdo está sujeto a la aprobación de la gerencia del FMI en las próximas semanas, así como a la implementación por parte de las autoridades ecuatorianas de acciones previas y el cumplimiento de todas las políticas relevantes del Fondo.

El anuncio se produce tras las reuniones virtuales que la institución con sede en Washington tuvo con las autoridades ecuatorianas del 28 de octubre al 20 de noviembre para discutir el progreso de las reformas y los planes de política de las autoridades en respuesta al impacto del Covid-19 y del precio del petróleo.

La líder de esta misión del FMI, Ceyda Oner, ha alabado las medidas "decisivas" emprendidas por parte del Gobierno de Lenín Moreno para contener el brote de Covid-19 y sus "continuos esfuerzos para avanzar en su agenda de reformas". Todo ello, según Oner, se ha producido "mientras toman medidas para estabilizar aún más la economía y ampliar la asistencia social para proteger a las familias vulnerables"

En este contexto, el personal del organismo considera que la contracción de la actividad económica se moderará al final del año, pasando de un descenso del 11% en el segundo trimestre a una caída del 9,5%, dado el nuevo contexto en el que las nuevas infecciones y muertes por Covid-19 se han moderado en comparación con los altos niveles observados a principios de año, lo que ha supuesto que la economía ecuatoriana esté mostrando signos "tentativos" de recuperación desde que comenzó la reapertura en julio.

"Los datos preliminares apuntan a una contracción menos severa de la actividad económica que la anticipada en el segundo trimestre de 2020. Sumándolos a los indicadores recientes de alta frecuencia, ahora proyectamos que la economía se contraerá un 9,5% en 2020, en lugar del 11% proyectado en el momento de la aprobación del SAF", ha apuntado Oner, quien añade que las previsiones a medio plazo del país apuntan a un crecimiento del 2,5%.

Sin embargo, Oner ha advertido, que al igual que en otros muchos países, Ecuador enfrenta un periodo de incertidumbre significativa con respecto a la evolución de la pandemia y los precios mundiales del petróleo, uno de sus principales productos de exportación, por lo que los riesgos de las perspectivas apuntan a la baja.

Por otro lado, el FMI ha destacado la labor de las autoridades durante la pandemia, con la incorporación de 63.764 familias de bajos ingresos adicionales en términos netos a los programas de asistencia social entre julio y septiembre, además de lograr "un progreso significativo hacia su meta de diciembre de brindar beneficios a más de 161.000 familias más".

"En los meses restantes de la actual administración, las autoridades planean poner en marcha reformas claves para fortalecer las instituciones y los marcos legales de Ecuador. A corto plazo, están activamente explorando enmiendas a su código penal para criminalizar la corrupción y alinear su marco anticorrupción con las mejores prácticas internacionales. También están trabajando en un proyecto de modificaciones al Código Orgánico Monetario y Financiero que fortalecerían las bases del régimen de dolarización del Ecuador y protegerían el poder adquisitivo de todas las familias ecuatorianas", ha resaltado la institución.

En esta línea, el FMI ha subrayado el trabajo de las autoridades en las regulaciones para hacer operativo el Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas recientemente promulgado, así como en la mejoría de las capacidades de auditoría del Banco Central del Ecuador para convertirlo en una institución más sólida. La misión del FMI también ha valorado de manera positiva la preparación de un plan de manejo de caja para 2021 para administrar mejor las finanzas públicas.

Asimismo, la líder de la misión del FMI ha puesto en valor los esfuerzos de las autoridades ecuatorianas para lograr fuentes de financiamiento adicionales de fuentes públicas y privadas, dados los posibles retrasos a la hora de realizar desembolsos de dinero en algunos acuerdos bilaterales clave.