Globalia negocia sumar a Be Live un hotel en Panamá y otro en Cartagena de Indias (Colombia)

Publicado 07/06/2019 19:41:50CET
GLOBALIA - Archivo

   Panamá se convertirá en el cuarto destino vacacional de la cadena en El Caribe

   MEDELLÍN (COLOMBIA), 7 Jun. (EUROPA PRESS/Notimérica) -

   Globalia contará en breve plazo con un hotel en Panamá, de 400 habitaciones, que se sumará a la oferta vacacional de Be Live, la cadena del grupo turístico, que ya opera en Cancún (México), Punta Cana (República Dominicana) y Cuba, como su cuarto destino en El Caribe. Además está ultimando otro hotel, en gestión, en Cartagena de Indias (Colombia).

   El presidente del grupo, Juan José Hidalgo, mantuvo una reunión en Panamá con un propietario de hoteles para ultimar incorporar a la cadena un establecimiento en alquiler o gestión, con opción de compra en tres años, emplazado en las proximidades de la capital panameña.

   "Lo necesitamos para ofrecer un paquete atractivo de vuelo y alojamiento vacacional y apoyar la evolución de la ruta", ha señalado Hidalgo en el transcurso de su viaje a Ciudad de Panamá y Medellín con motivo de la apertura de las rutas a ambas ciudades de Air Europa.

   Una vez se ponga en marcha la ruta a Iguazú (Argentina), que Air Europa abrirá el próximo 1 de agosto con dos vuelos a la semana, el grupo turístico planea contar además con dos hoteles en gestión en este emplazamiento, uno recientemente inaugurado y el otro todavía en construcción.

   "Donde volamos si podemos tener una implantación hotelera tenemos que intentarlo, además de contar paralelamente con una programación por parte de nuestro turoperador Travelplan para llevar turistas al nuevo destino", ha explicado.

   Hidalgo ha explicado que solo en consumos directos de sus propias tripulaciones un hotel en uno de los destinos de sus rutas aéreas puede posicionar a su marca y abrirse al mercado teniendo siempre un colchón "del 20% de garantía directa" en la actividad del establecimiento.

   Para Hidalgo esta fórmula debería extenderse a todos los sitios con vuelos de su división aérea, Air Europa, como Lima, Buenos Aires, Montevideo, Asunción, etc, según se vayan consolidando.

   La hotelera del grupo Globalia está analizando también la llegada a Buenos Aires con la marca Melody Maker, creada hace un par de años para captar turismo 'millennial'.

   Sin embargo, buscar localización para establecimientos en Buenos Aires "llevará más tiempo", ha reconocido el director general de Desarrollo Internacional de Globalia, Lisandro Menú-Marque.

   "Lo más importante es apostar por un destino internacional como Iguazú para hacer un paquete atractivo al turista europeo", ha indicado el directivo que acompaña al presidente en su viaje.

NO TIENE HOTELES EN SUDAMÉRICA

   Be Live no cuenta con establecimientos en Sudamérica con lo que si sale una oportunidad en Medellín, donde ya con ruta aérea, la compañía "no la va a despreciar". También en Cartagena de Indias posiblemente gestione un hotel en una torre recientemente construida. "Es una torre de un español y estamos llegando ya casi a un acuerdo", ha anunciado Hidalgo.

   Air Europa abrió la nueva ruta el 1 de junio con tres frecuencias semanales, si bien prevé un aumentarlas. "Acabamos de aterrizar ahora debemos consolidarnos y desarrollarnos", ha asegurado Hidalgo. Operará más de 300 vuelos anuales a Medellín, con una oferta de más de 90.000 plazas.

   Se trata de la segunda ruta en Colombia donde espera tener tan buenos resultados como en la de Bogotá, lanzada en 2016, que es actualmente su conexión aérea más rentable.

   Hidalgo ha reiterado la vocación del grupo de disponer de hoteles en destinos atractivos donde vuela Air Europa o hay posibilidad de conexiones. "Los aviones nos ayudan mucho a llenar nuestros hoteles, a posicionarlos y a su comercialización en las agencias de viajes", ha apuntado.

   El mercado vacacional semanal con paquetes en sus hoteles de Tenerife (siete hoteles), Mallorca (seis hoteles), Faro (Portugal) y Marruecos "está funcionando muy bien" y la idea del empresario es aplicar este modelo de paquetes semanales en otros destinos vacaciones que resulten atractivos.

LOS APARTAMENTOS NO SON SU NEGOCIO

   Hidalgo ha recordado que en Madrid, donde tenían un hotel, ahora no cuentan con ningún establecimiento y, aunque no descarta este mercado, lo ve ahora más complicado por tratarse del "peor ciclo" comparado con hace siete años cuando la capital brindaba buenas oportunidades.

   Lo que tiene claro es no entrar en los apartamentos turísticos como han hecho otros hoteleros. "No es nuestro negocio y nunca he copiado de nadie, yo atiendo a mis cosas con mis ideas. Yo no voy a hacer lo que hacen otros sino todo lo contrario", ha zanjado.

   Así, las cosas explica que en destinos como Canarias, Baleares y Andalucía, las oportunidades suben o bajan dependiendo de los ciclos, y de lo que pase en el norte de África. "En cada momento hay que estar preparados", ha añadido.

PROYECTOS INMOBILIARIOS PERSONALES

   Por otro lado, Hidalgo tiene sus propios proyectos inmobiliarios al margen del grupo turístico centrados en Santo Domingo (República Dominicana) y en la Costa del Sol, ahora que las riendas de Globalia las lleva su hijo Javier, primer ejecutivo de la compañía.

   Hidalgo tiene en propiedad 2,5 millones de metros cuadrados de terrenos en Estepona, que en su día vendió y ahora ha recomprado. Su objetivo es desarrollar allí cuatro proyectos con campos de fútbol con hoteles adyacentes para concentraciones de equipos deportivos, golf y hasta un puerto deportivo. "Es lo que tengo ahora en la cabeza y lo voy a realizar", aunque evitó dar más detalles.

   En Santo Domingo, su proyecto más personal justo al lado del Rio Cumayasa y frente a la Isla Catalina, está ahora paralizado porque está buscando un socio directo. El proyecto contempla una playa artificial entre los hoteles y el mar Caribe de 4,6 kilómetros de largo y 170 metros de ancho, lo que la convertirá en la más grande del mundo.

   Allí en un terreno de 10 millones de metros cuadrados, Hidalgo planea que se construyan 18 hoteles verticales de 1.000 habitaciones, de los que dos serán Be Live y el resto de otras compañías, como Barceló o Meliá, a las que ofrecerá el suelo urbanizable y la licencia.