Actualizado 16/03/2012 3:24:50 +00:00 CET

El Gobierno argentino apoya la decisión de retirar las concesiones de YPF

BUENOS AIRES, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Planificación de Argentina, Julio de Vido, ha expresado su apoyo a la decisión de las provincias de Chubut y Santa Cruz, ubicadas en el sur del país, de retirar a YPF las licencias de explotación de determinadas áreas por las caídas en la inversión y en la producción.

   A través de un comunicado, De Vido ha subrayado que la decisión de Chubut y Santa Cruz tiene "carácter nacional" porque ha sido tomada en el seno de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI).

   "Forma parte de una visión nacional, que responde a los intereses superiores del Estado argentino dado que apunta a recuperar el autoabastecimiento", ha dicho el ministro, según informa la agencia de noticias Télam.

   Además, ha justificado la retirada de las licencias de explotación argumentando que YPF no ha cumplido con los acuerdos de inversión y producción en Chubut y Santa Cruz, que para evitar esta situación habían pedido a la petrolera un nuevo plan.

   Así, De Vido ha asegurado que la inversión en estas provincias era "nula" y que "tampoco existía ningún proyecto para hacerla en el futuro". En cuanto a la producción, ha indicado que, "más allá de toda retórica", desde el año 2003 la de gas ha caído más de un 40 por ciento y la de petróleo más de un 36 por ciento.

   "A YPF se la descuartiza cuando, a pesar de estos resultados, se decide no reinvertir las utilidades en el país y se demoran las ampliaciones o la construcción de nuevas refinerías que acompañen el crecimiento que Argentina sostiene desde hace nueve años", ha dicho.

   Además, el ministro ha acusado a la petrolera de no fomentar la creación de puestos de trabajo en estos territorios y de "mezquindar" ingresos fiscales a las provincias.

   En contraste con el comportamiento de YPF, De Vido ha sostenido que "deben ponerse en plena producción todos los yacimientos del país, tanto los convencionales como los no convencionales", para mantener el ritmo de crecimiento.