Publicado 18/09/2020 14:32CET

Iberdrola crece en renovables en Brasil con la adquisición de una cartera de proyectos eólicos de 400 MW

Galán, Único Representante Del Empresariado Español Y Del Sector Energético Mundial En 'Choose France' Embargada Hasta Las 18.00 Horas De Hoy
Galán, Único Representante Del Empresariado Español Y Del Sector Energético Mundial En 'Choose France' Embargada Hasta Las 18.00 Horas De Hoy - IBERDROLA - Archivo

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Iberdrola, a través de su filial Neoenergia, ha cerrado un acuerdo de compraventa de activos con PEC Energía para la adquisición de una cartera de proyectos de generación de energía eólica que suman una capacidad potencial a instalar de unos 400 megavatios (MW), dando así un paso más en su crecimiento en renovables en Brasil, uno de sus mercados estratégicos, informó la energética.

En concreto, el valor total de la adquisición puede llegar a 80 millones de reales (unos 13 millones de euros), a pagar después del cierre de la operación y en función de la consecución de determinados hitos de desarrollo de los proyectos.

El cierre de la compra se encuentra sujeto a las condiciones habituales precedentes en este tipo de transacciones, incluyendo la aprobación de la autoridad de competencia de Brasil (CADE).

Estas nuevas instalaciones, que abarcarán una superficie de cerca de 8.000 hectáreas, estarán situadas en la sierra de Gameleira, en el estado de Bahía.

Además, la operación incluye un derecho de opción de compra sobre otros proyectos eólicos en la misma región, que podrá ser ejercida en un futuro por la filial de Iberdrola.

Asimismo, Iberdrola indicó que esta operación permite combinar el crecimiento orgánico con inversiones 'greenfield' que suman cartera de proyectos a medio y largo plazo. A través de su filial Neoenergia, que cotiza en la Bolsa de Sao Paulo, el grupo cuenta ya en Brasil con más de 3.500 MW renovables en operación.

SÉPTIMA OPERACIÓN CORPORATIVA EN 2020.

Con esta nueva operación, la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán cierra su séptima operación corporativa en lo que va de año y da un nuevo paso en su posicionamiento en mercados con gran proyección renovable -muchos de ellos en su estado inicial-, tras las operaciones en Europa, Australia y Japón, que suman cartera de proyectos a medio y largo plazo.

Así, a pesar del actual entorno de incertidumbre marcado por la crisis del coronavirus, la energética ha cerrado en este 2020 importantes operaciones corporativas.

Este mismo jueves, anunció su salto al mercado japonés, tras la compra de la promotora local Acacia Renewables, con una cartera de proyectos eólicos marinos de 3,3 gigavatios (GW) de potencia.

Además, recientemente se ha hecho con la empresa australiana de energías renovables Infigen Energy, tras el lanzamiento de una OPA amistosa en junio. La operación permite a Iberdrola convertirse en uno de los operadores líderes del mercado australiano de energía renovable, con 670 MW eólicos operativos y una cartera de proyectos eólicos y solares de 1 GW en distintas fases de desarrollo.

En junio, la compañía también acordó con la sueca Svea Vind Offshore AB (SVO) una opción de adquisición mayoritaria para el desarrollo futuro de la mayor cartera de proyectos de energía eólica marina en Suecia. Se prevé que estos proyectos, que suman 9 GW de capacidad y están en distintas fases de tramitación, puedan ir entrando en operación a partir de 2029.

Además, en mayo se hizo con dos proyectos eólicos terrestres en Escocia, que suman 165 MW de capacidad y cuyo desarrollo implicará una inversión de alrededor de 190 millones de euros; y cerró la adquisición de la francesa Aalto Power por algo más de 100 millones de euros.