Publicado 14/05/2024 09:01

El IPC escala al 3,3% en abril por los alimentos, que suben un 4,7%, y el mayor coste del gas

Archivo - Puesto de frutas y verduras en un mercado de abastos. A 12 de agosto de 2022, en Sevilla (Andalucía, España). El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha bajado un 0,4% en Andalucía durante julio con respecto al mes anterior, mientras que la tasa i
Archivo - Puesto de frutas y verduras en un mercado de abastos. A 12 de agosto de 2022, en Sevilla (Andalucía, España). El Índice de Precios de Consumo (IPC) ha bajado un 0,4% en Andalucía durante julio con respecto al mes anterior, mientras que la tasa i - María José López - Europa Press - Archivo

La inflación subyacente bajó cuatro décimas, hasta el 2,9%

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,7% en abril respecto al mes anterior y elevó una décima su tasa interanual, hasta el 3,3%, debido al encarecimiento de los precios del gas y de los alimentos, según los datos definitivos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirman los avanzados a finales del mes pasado.

En concreto, el precio de los alimentos y bebidas no alcohólicas amplió en abril su avance interanual al 4,7%, cuatro décimas más que en marzo, debido, en su mayor parte, a la subida de los precios de las frutas, y de las legumbres y hortalizas.

Con el avance del IPC interanual en el cuarto mes del año, la inflación encadena dos meses consecutivos de ascensos después de las cuatro décimas en las que subió en marzo. El repunte de abril sitúa la inflación muy cerca de los niveles con los que arrancó el ejercicio (3,4%).

La inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) bajó cuatro décimas en abril, hasta el 2,9%, tasa cuatro décimas inferior al IPC general y su tasa más baja desde enero de 2022. Es, además, la primera vez en casi dos años en que la inflación subyacente se sitúa por debajo de la tasa general de IPC. En concreto, no se daba esta situación desde noviembre de 2022.

En términos mensuales (abril sobre marzo), el IPC aumentó un 0,7% tras subir los precios del vestido y el calzado por la nueva temporada primavera-verano (+7,1%), de los servicios de alojamiento y de los alimentos en "casi todos sus componentes", destacando las frutas, legumbres y hortalizas, carnes y pescado y marisco.

Con el avance mensual de abril, el IPC encadena su cuarto incremento mensual consecutivo y registra uno de los incrementos más elevados desde enero de 2023. No obstante, el avance de abril ha sido una décima inferior al de marzo (+0,8%).

En el cuarto mes del año, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa interanual en el 3,4%, una décima más que en marzo. Por su parte, la variación mensual del IPCA fue del 0,6%.

Contador