Irán se reúne con grandes potencias para revisar posiciones en materia nuclear

Publicado 18/01/2015 14:55:32CET

GINEBRA, 18 ene, 18 Ene. (Reuters/EP) -

- Irán se reunió el domingo con las grandes potencias para discutir sus puntos de vista sobre su programa nuclear, mientras la el Gobierno de Estados Unidos intenta evitar por el momento nuevas sanciones contra la República Islámica.

Las negociaciones de Ginebra, celebrada a nivel de directores políticos, son la culminación de cinco días de conversaciones en la ciudad suiza y en París, incluyendo largos encuentros entre el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el Ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif.

La directora política de la Unión Europea, Helga Schmid, presidió las reuniones a puertas cerradas a las que asistieron representantes de Irán, Gran Bretaña, China, Francia, Alemania, Rusia y Estados Unidos.

La subsecretaria de Estado en funciones de Estados Unidos, Wendy Sherman, lideró la comitiva estadounidense, mientras que Irán envió al viceministro Abbas Araqchi. Ninguno quiso hacer declaraciones al llegar.

"(La reunión de) hoy es para evaluar adónde nos llevan las varias reuniones y cómo podemos llevar esto adelante en un formato amplio", declaró un diplomático a Reuters que habló bajo condición de anonimato.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió a los congresistas de su país el viernes de que se abstuvieran de aprobar nuevas sanciones contra Irán en torno a su programa nuclear, diciendo que esos movimientos podrían afectar a las negociaciones diplomáticas y aumentar la probabilidad de un conflicto armado con Teherán.

"El tiempo se está acabando y Pekín espera de que todas las partes aprovechen esta oportunidad histórica (...) haciendo dos cosas: primero , adoptando una actitud flexible y pragmática con sabiduría, y segundo, actuar con voluntad política, con decisiones políticas resueltas", dijo el enviado chino Wang Qun a los periodistas reunidos en Ginebra el domingo.

Los negociadores incumplieron en noviembre un plazo impuesto por ellos mismos para cerrar un escurridizo acuerdo que se percibía como crucial para reducir el riesgo de una guerra en Oriente Medio.

La nueva fecha límite para las conversaciones es el 30 junio, pero las autoridades esperan alcanzar un entendimiento en los aspectos clave a fines de marzo.

Las grandes potencias esperan persuadir a Irán para que limite su programa nuclear, que Occidente cree que apunta al desarrollo de armas nucleares. Teherán asegura que el programa es sólo para propósitos civiles.

Para leer más