Publicado 22/10/2013 16:09CET

Italia pedirá acciones sobre crisis inmigratoria en cumbre de la UE

* Primer ministro italiano dice que la crisis no terminará pronto

* Busca ayuda de la UE para reforzar patrullas, acción diplomática

Por James Mackenzie

ROMA, 22 oct, 22 Oct. (Reuters/EP) -

- Italia buscará que la Unión Europea revise las políticas de asilo y las medidas de emergencia para manejar una crisis que ha visto la llegada de miles de inmigrantes africanos a Sicilia y la muerte de cientos de ellos, dijo el martes el primer ministro Enrico Letta.

En declaraciones antes de una reunión del Consejo Europeo el jueves y viernes, Letta dijo que la inestabilidad crónica en Africa y Oriente Medio significa que los desastres ocurridos este mes, en los que hasta unos 550 inmigrantes se ahogaron, no serán los últimos de este tipo.

"Nadie debería tener la impresión de que estas tragedias son episodios pasajeros o que terminarán con la llegada del mal tiempo", agregó ante el Parlamento italiano.

La semana pasada Italia reforzó las patrullas aéreas y marítimas con cuatro barcos, helicópteros de largo alcance y drones para localizar barcos de inmigrantes en el sur del Mediterráneo. Finlandia y Eslovenia ofrecieron ayuda bilateral pero Letta dijo que se necesita un esfuerzo de la Unión Europea más coordinado.

La inestabilidad en el nuevo Gobierno de Libia y la guerra civil en Siria han agravado la crisis de inmigración, en la que un aparente interminable flujo de destartaladas e inseguras embarcaciones intentan llegar a la pequeña isla italiana de Lampedusa durante los meses de verano cuando se puede navegar con pocos problemas.

Más de 32.000 inmigrantes de Africa y Oriente Medio llegaron a Italia y Malta hasta ahora este año, según cifras del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y muchos de ellos partieron desde los anárquicos puertos de Libia.

Letta dijo que pedirá a los líderes de la UE en Bruselas que reconozcan a la crisis como un tema de responsabilidad conjunta bajo el tratado principal del bloque que garantiza que la carga financiera sea compartida con el resto de los miembros de la unión aduanera.

También pedirá más recursos de la agencia de control fronterizo, Frontex, y de Eurosur, el sistema paneuropeo de vigilancia fronteriza que busca reducir las muertes de inmigrantes en alta mar, así como una acción diplomática más amplia con países en Africa y Oriente Medio.

"Más allá de estas medidas inmediatas, es obvio para todos que estas tragedias de las que somos testigos deben generar una amplia evaluación de las políticas de asilo y de inmigración de la Unión Europea. ¿Son estas políticas adecuadas? No lo creo", dijo Letta.

Bajo las leyes europeas actuales, la mayoría de las personas que buscan asilo que ingresan sin la autorización adecuada están obligados a permanecer en primer país al que llegaron en Europa.

Unos dos tercios de los que llegaron en embarcaciones de inmigrantes este año solicitaron asilo, lo que generó una fuerte presión en países como Italia y Grecia, que fueron duramente golpeados por la recesión y los efectos de la crisis de deuda de la zona euro.

El surgimiento de partidos anti inmigratorios en países como Italia y Francia, pasando por los Países Bajos, Bélgica o Finlandia, han hecho reticentes a los Gobiernos a extender la protección por asilo, pero Letta dijo que el tema no puede dejarse solo a los países del sur del bloque.

"Las campanas doblan para todos. Para Europa como un todo y para cada uno de sus miembros, incluso los más alejados", afirmó el primer ministro.