Publicado 02/12/2013 09:44CET

Kuroda del BOJ sigue apoyando objetivo de inflación, Japón eleva gasto de capital

Por Leika Kihara y Tetsushi Kajimoto

NAGOYA/TOKIO, Japón, 2 dic, 2 Dic. (Reuters/EP) -

- El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, dijo el lunes que no ve la necesidad de modificar el compromiso del banco de alcanzar una inflación de un 2 por ciento en dos años, haciendo hincapié en que el país se encamina a cumplir el objetivo pese a los riesgos de un crecimiento débil en el extranjero.

También reafirmó la disposición del banco central de mantener su política ultra laxa durante el tiempo que sea necesario para alcanzar la meta de inflación de forma sostenible, o ampliar el estímulo adicionalmente si la economía y los precios no se ajustan a sus previsiones.

Kuroda ha enfrentado a una división en el directorio de nueve miembros del banco central: cuatro expresaron dudas sobre las proyecciones optimistas del BOJ (por su sigla en inglés), entre ellos dos escépticos del objetivo de precios que hicieron propuestas en octubre para suavizarlo, sin tener éxito.

Muchos economistas también dudan de que el BOJ pueda alcanzar su meta de inflación tan pronto.

Describiendo una inflación de un 2 por ciento como un "estándar global" adoptado por la mayoría de los grandes bancos centrales, Kuroda hizo caso omiso a la opinión de que su objetivo era demasiado ambicioso para un país sumido en la deflación durante 15 años, o que el directorio del BOJ esté dividido sobre la viabilidad de la meta.

"No creo que alcanzar una inflación de un 2 por ciento en dos años se haya vuelto difícil o que tal opinión haya crecido (en el directorio)," dijo Kuroda en una conferencia de prensa tras reunirse con líderes empresariales en Nagoya, en el centro de Japón.

"No veo ninguna necesidad y no tengo ningún plan para modificar el objetivo", agregó.

Los comentarios vinieron luego de que datos reportados el lunes mostraron que las compañías japonesas elevaron el gasto en fábricas y equipos en un 1,5 por ciento entre julio y septiembre frente al mismo período un año atrás.

Pese a ésto, el ritmo lento de aumento arrojó algunas dudas sobre la fortaleza del gasto en capital, que es la clave para sostener el crecimiento económico.

La lectura sugiere que el crecimiento del Producto Interno Bruto de Japón para julio-septiembre probablemente registre pocos cambios, luego de que datos preliminares mostraron una expansión de 0,5 por ciento respecto al trimestre anterior, o de un 1,9 por ciento a una tasa anualizada.

Kuroda dijo que el gasto de capital probablemente aumentará como una tendencia, aunque advirtió que las incertidumbres en el extranjero eran algunos de los principales riesgos para el cumplimiento de objetivo de precios del Banco Central.

"Por supuesto, estamos dispuestos a ajustar la política monetaria sin dudarlo si los riesgos al alza o a la baja se materializan", dijo a los líderes empresariales en Nagoya, reiterando la disposición del BOJ a ofrecer más estímulo si los riesgos amenazan el objetivo de precios.

"Si las economías en el extranjero tienen un desempeño peor que el esperado, esto podría afectar la economía de Japón", sostuvo.