Publicado 10/03/2021 13:10CET

LATAM Airlines pierde más de 3.800 millones en 2020 por los efectos de la Covid-19

Archivo - Avión LATAM Boeing 787 Dreamliner despegando
Archivo - Avión LATAM Boeing 787 Dreamliner despegando - LATAM AIRLINES GROUP - Archivo

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

LATAM Airlines registró unas pérdidas netas atribuidas de 4.545 millones de dólares (3.822,6 millones de euros) en 2020, frente al beneficio de 190,4 millones de dólares (160 millones de euros) del año anterior, debido al impacto de la pandemia en su operativa que llevó a la aerolínea a acogerse en bancarrota en Estados Unidos.

"El grupo, junto con toda la industria de la aviación, se vio profundamente afectado por la pandemia de Covid-19, que trajo consigo la imposición de bloqueos en todo el mundo, restricciones de viaje y una reducción de la demanda de viajes aéreos", ha explicado la compañía en su informe de cuentas anuales.

El consejero delegado de LATAM, Roberto Alvo, ha destacado que 2020 fue el año "más desafiante de la historia para la industria de la aviación y para LATAM", debido a los efectos "profundos" de la contigencia sanitaria. Asimismo, el ejecutivo ha advertido de que dichos impactos seguirán persistiendo por un tiempo, por lo que se deberán adoptar "decisiones reformadoras".

"Emergeremos como una compañía más cercana, más simple, más ágil y más eficiente. No tenemos duda de que cuando la crisis pase, LATAM operará como un grupo fortalecido", ha apostillado Alvo.

La operación de LATAM en el mes de abril se redujo aproximadamente al 5% de su capacidad comparada con el año anterior en términos de asientos por kilómetros disponibles (ASK, por sus siglas en inglés).

Con el impacto imprevisto de la pandemia y las restricciones de viaje impuestas por lo gobiernos de los distintos países en constante cambio, la cifra de negocio de la sociedad cayó un 58,4% en el año, situándose en los 4.334,7 millones de dólares (3.646,8 millones de euros).

Los ingresos procedentes de pasajeros se desplomaron en un 70%, hasta los 2.713 millones de dólares (2.282,5 millones de euros); mientras que, por el contrario, la facturación por envíos de carga cerció un 13,7%, con 1.209 millones de dólares (1.017,1 millones de euros).

Para compensar la caída de ingresos, la aerolínea ejerció un recorte en los costes operativos del 38,1%, hasta los 5.999 millones de dólares (5.047,1 millones de euros).

La partida destinada a nóminas y salarios cayó un 46,4%, con 962 millones de dólares (809,3 millones de euros); los costes de combustible se recortaron en un 64,3%, hasta 1.045 millones de dólares (879 millones de euros); y los gastos relacionados con servicios a pasajeros cayeron un 62,6%, hasta los 97,6 millones de dólares (82,1 millones de euros).

Con todo ello, el resultado operativo del grupo entró en 'números rojos', con 1.665 millones de dólares (1.400 millones de euros), frente al resultado positivo de 741 millones de dólares (623 millones de euros) del año precedente.

Entre octubre y diciembre, los ingresos operativos de la aerolínea cayeron un 68,7%, hasta los 897 millones de dólares (754,4 millones de euros); con unas pérdidas netas atribuidas de 962 millones de dólares (809 millones de euros), frente a las ganancias del mismo periodo del año anterior.

A cierre de diciembre, la empresa contaba con aproximadamente 1.700 millones de dólares (1.429 millones de euros) en efectivo y otros 1.300 millones de dólares (1.093 millones de euros) procedentes de una línea de financiamiento en el marco de su reestructuración financiera.