Maduro emplea al Ejército para impedir la entrada de ayuda humanitaria a Venezuela

Bloqueo frontera Venezuela Colombia
TWITTER / @VCONCESIONADAS
Publicado 07/02/2019 17:40:07CET

   Se suceden los llamamientos a las Fuerzas Armadas para que no acate las órdenes del régimen chavista y Washington anuncia que eximirá de sanciones a todos los militares que apoyen a Guaidó

   MADRID, 7 Feb. (OTR/PRESS) -

   El pulso entre los dos presidentes de Venezuela que se disputan el Palacio de Miraflores, Nicolás Maduro y Juan Guaidó, se centra en las últimas horas en la ayuda humanitaria que necesita Venezuela. Mientras, el grupo especial creado por la Unión Europea para debatir sobre la crisis del país caribeño se reúne en Montevideo, donde también participan México y Uruguay, partidarios de impulsar un mecanismo de diálogo entre Gobierno y oposición.

   El líder chavista ha vuelto a ir de cuartel en cuartel este miércoles tratando de asegurarse el apoyo de los militares y finalmente ha dado órdenes al Ejército para impedir la entrada de esta ayuda humanitaria.

   Bajo el pretexto de que el canal abierto podría ser una tapadera para una intervención extranjera armada, tres grandes camiones volcados bloqueaban desde este miércoles el puente internacional Tienditas entre Colombia y Venezuela.

   Una comisión de la Asamblea Nacional de Venezuela viajó a la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera común, para ultimar la entrada de este cargamento de ayuda que Maduro ha bloqueado en la frontera.

   Cúcuta, el principal paso fronterizo entre ambos países, ha sido uno de los lugares elegidos por el autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, para que empiece a llegar la ayuda humanitaria. También lo hará por la linde con Brasil y una isla del mar Caribe aún por determinar.

   Fuentes estadounidenses consultadas por Reuters avanzaron el martes que la Administración de Donald Trump ya había empezado a enviar comida y medicamentos a Cúcuta. El ministro de Exteriores colombiano, Carlos Holmes Trujillo, confirmó este miércoles que "ya hay aviones que han llegado a Colombia".

   De momento, la ayuda humanitaria enviada desde el extranjero se almacenará en Cúcuta a la espera de que se aclare cómo entrará y cómo se repartirá en Venezuela, ya que las fronteras siguen controladas por el 'chavismo'. "Maduro no debe impedir que los venezolanos reciban la ayuda que necesitan", exigió Holmes Trujillo.

   Guaidó solo ha avanzado que la primera fase de la asistencia humanitaria consistirá en entregar comida y medicamentos a entre 250.000 y 300.000 que están en "riesgo de muerte".

   Además, ha apelado nuevamente a la "familia militar", que controla las fronteras, para que dejen entrar la ayuda humanitaria.

   "¡Vamos a lograr que ingrese la ayuda humanitaria porque se trata de salvar vidas!", ha indicado Guaidó a través de su cuenta en la red social Twitter. "Mientras trabajamos todos los días para lograr con éxito la entrega de la ayuda humanitaria ellos insisten en apartar las medicinas y alimentos de quienes las necesitan urgentemente", ha añadido.

   Desde Naciones Unidas han hecho un llamamiento este miércoles para que la cuestión humanitaria se separe de la confrontación política entre Maduro y Guaidó.

   "Es importante que la ayuda humanitaria sea despolitizada y que las necesidades de la gente se aborden en términos de cuándo y cómo se usará", ha dicho Stephane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en una rueda de prensa desde Nueva York.

   Dujarric ha enfatizado que "la asistencia humanitaria debe llevarse a cabo conforme a los principios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia", es decir, "debe ser independiente de objetivos políticos, militares y otros".

   Por su parte, Maduro, que admite que hay problemas de abastecimiento que achaca a las sanciones, niega la crisis humanitaria y en una entrevista concedida esta semana ha calificado las maniobras internacionales como un "show político". "No voy a aceptar ningún tipo de intervencionismo", ya avanzó.

LLAMAMIENTOS AL EJÉRCITO PARA QUE CAMBIE DE BANDO

   En paralelo, y mientras el líder chavista salta de cuartel en cuartel para evitar que las Fuerzas Armadas se escapen de su influencia, se suceden los llamamientos dentro y fuera de las fronteras venezolanas para que cambien de 'bando' a favor de Guaidó.

   En este sentido, el asesor de Seguridad Nacional estadounidense John Bolton ha sugerido que los militares de alto rango que apoyen a Guidó serán eximidos de las sanciones. Asimismo, el autoproclamado presidente "encargado" de Venezuela ha destacado previamente que una ley de amnistía amparará a quienes se postulen del lado de la democracia.

   "Estados Unidos considerará retirar las sanciones contra cualquier alto cargo militar venezolano que apoye la democracia y reconozca al gobierno constitucional del presidente Juan Guaidó", ha dicho el consejero norteamericano en Twitter.

   En cambio, ha advertido de que, si las Fuerzas Armadas mantienen su apoyo al Gobierno de Nicolás Maduro, "el círculo financiero internacional se cerrará por completo". "¡Tomad la decisión acertada!", ha instado Bolton a los uniformados venezolanos.

CRISIS POLÍTICA

   El pasado 23 de enero, Guaidó se declaró mandatario interino en respuesta a la decisión de Maduro de iniciar el 10 de enero un segundo mandato que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional por considerar que se basa en unas elecciones, las del 20 de mayo, no democráticas.

   Guaidó ha sido reconocido por Estados Unidos, Canadá y la mayoría de los países latinoamericanos. El lunes se sumaron numerosos países europeos, incluido España. Entretanto, Uruguay, México y la propia UE tratan de impulsar una nueva mediación. Este jueves se celebra una conferencia internacional en Montevideo con este propósito.

   El Gobierno y la oposición se han sentado a la mesa de negociaciones en numerosas ocasiones para buscar una solución consensuada a la crisis política y económica que se desató tras la muerte de Hugo Chávez, en 2013. La última tentativa, explorada entre septiembre de 2017 y febrero de 2018 en República Dominicana, también fracasó.

   "Al mirar la actual parálisis se hace aún más evidente que unas negociaciones serias entre las partes son necesarias para encontrar una solución que lleve a una paz duradera para el pueblo de Venezuela", ha considerado el portavoz de Naciones Unidas.

   Horas antes, la oficina de Guterres informó vía Twitter de que "el secretario general apoya los esfuerzos de la comunidad internacional para ayudar a encontrar una solución política a la crisis en Venezuela".

Para leer más