El inversor Barona presenta avales para rescatar Mexicana pero aún no transfiere los 400 millones

Aerolínea Mexicana
EUROPA PRESS
Actualizado 18/11/2011 15:20:28 CET

MÉXICO DF, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El inversor mexicano Iván Barona ha entregado una carta de un banco suizo que acredita que posee los 400 millones de dólares (casi 298 millones de euros) necesarios para rescatar a Mexicana de Aviación, una operación que podría retrasarse "varios días" por la dificultad que entraña este proceso bancario, según informa el diario local 'El Universal'.

"Me gustaría que la transferencia fuera hoy o mañana pero creo que hasta la semana que viene no tendremos un avance de este procedimiento y, llegado este punto, podríamos decir que Mexicana está a salvo", ha afirmado el juez encargado del concurso mercantil, Felipe Consuelo.

El conciliador y administrador de Mexicana de Aviación, Gerardo Badín, precisó que el empresario Barona, dedicado al sector minero, entregó al juez Consuelo una carta de crédito procedente de una institución bancaria de Suiza donde confirma "la disponibilidad de fondos suficientes de capitalización".

Sin embargo, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha dicho no tener constancia de ninguna notificación oficial que acredite los recursos económicos que prometió Barona para la compra de la aerolínea.

Mexicana de Aviación, que junto con sus subsidiarias Click y Link, suspendió sus operaciones el 28 de agosto de 2010 de manera indefinida para enfrentar este proceso de concurso mercantil tiene hasta el 10 de febrero de 2012 para ser rescatada. Esta situación dejó en tierra a 6,6 millones de pasajeros y provocó la cancelación de 107.884 vuelos, según la Confederación Nacional Turística (CNT) del país.

La aerolínea, que es una de las dos más importantes de México, arrastra una deuda de más de 1.000 millones de dólares (693 millones de euros). Pese a la dificultad de medir el impacto de su posible quiebra en la economía nacional mexicana, ésta se sitúa por encima de los 100 millones de dólares (69,3 millones de euros), a lo que hay que añadir una caída del gasto de 203,1 millones de dólares (140 millones de euros) por el descenso de la entrada de turistas por avión, según la CNT.