México.- México y Cantabria expresan su voluntad de colaboración empresarial y desarrollo de inversiones

Actualizado 18/07/2006 18:53:01 CET

Gorostiaga aboga por "aprender" del "ejemplo" de los emigrantes cántabros en México para estrechar "los lazos económicos"

SANTANDER, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

México y la Comunidad Autónoma de Cantabria escenificaron hoy su voluntad de "estrechar relaciones" y sus lazos "tradicionales de carácter económico y familiar", de una manera "tan decidida como irreversible", según aseguró la vicepresidenta del Ejecutivo cántabro, Dolores Gorostiaga.

Esta disposición a la colaboración empresarial y el desarrollo de inversiones fue expresada por ambas partes durante el almuerzo celebrado bajo el título 'Cantabria, escenario de inversiones', presidido por los jefes de ambos ejecutivos, Vicente Fox y Miguel Ángel Revilla, y al que asistieron más de 550 invitados del mundo de la empresa de Cantabria, el resto de España y México.

Fox afirmó que la relación entre ambos países "día a día es más humana y más amistosa" y destacó que México "ha podido aprovechar este acuerdo de libre comercio con la UE porque quiere construir esa relación con España", ya que "el potencial es enorme" si se "sigue trabajando juntos".

Por su parte, la vicepresidenta de Cantabria, que se refirió a México como a la "gran nación hermana", destacó la importancia de algunos grupos empresariales de cántabros en aquel país, como el Grupo Lala, las aceiteras Gómez Sainz o Grupo Porres, Minigrip, Arpapel, Grupo Intra, Frigoríficos Iresa y Eulalio Ferrer, entre otros.

Desde su punto de vista, la historia de la emigración cántabra a México "tiene mucho que enseñar" a la Comunidad Autónoma, puesto que muchos de los que se fueron también "regresaron con nuevas ideas, favoreciendo la competencia y la modernización de las infraestructuras y el tejido productivo de la región".

Igualmente, Gorostiaga destacó la voluntad del Gobierno regional de "promover la internacionalización de Cantabria como escenario de inversiones" y apostó por "los intercambios de bienes, personas, capital, tecnología e ideas", al tiempo que resaltó la "localización privilegiada" de la región y sus "claras ventajas logísticas", refiriéndose a la cercanía con grandes mercados españoles, la actividad de su aeropuerto, capacidad del puerto de Santander y el desarrollo de los programas de I+D+i y de ampliación de suelo industrial.

'COLABORACIÓN Y TRABAJO FECUNDO'

Por su parte, tanto Revilla como Fox destacaron "el incesante y fecundo trabajo" de los cántabros "en México" y subrayaron el "sentimiento de amistad" que une a ambas tierras, construido "a lo largo de cientos de años".

El presidente de México apostó por continuar "trabajando juntos", toda vez que su país "es plenamente democrático" y ha conquistado "todas las libertades", además de "unos verdaderos poderes legislativo y judicial".

Revilla, por otro lado, enumeró los encantos de 'Cantabria Infinita' y se mostró también "orgulloso" de la presencia de Fox en la región, hasta tal punto que le hizo una invitación a él y su esposa "a título personal", para que "en el mes de septiembre del próximo año" regresen y la visiten durante una semana. "Para que puedan llevarse una impresión y vean que no exagero al decir que Cantabria es Infinita", concluyó el presidente regional ante más de 550 invitados al encuentro.

Entre los asistentes confirmados figuran por ejemplo los máximos responsables del grupo Prisa, Jesús de Polanco; Ferroatlántica y OHL, Juan Miguel Villar Mir; ONO, Eugenio Galdón, y representantes del Banco Santander, Banesto, Caja Cantabria, Iberia, ACS, Grupo Martínez Núñez, Grupo Pujol (Suyesa) y Haulotte España, entre otras destacadas compañías.

Procedentes de México, acudirán Eduardo Tricio (grupo Lala), Ángel Losada (Gigante), Valentín Ruiz (Intra), Manuel Abascal (Minigrip) y varios miembros de las familias Gómez Saiz (Sniace, OHL) y Porres.

La visita oficial del presidente mexicano finalizará a las cinco de la tarde, hora a la que está previsto el despegue del avión que le trasladará a Madrid desde Parayas, donde será despedido por el jefe del Ejecutivo cántabro.