Publicado 15/03/2018 10:38:24 +01:00CET

Michel Temer amenaza con recurrir a la OMC si no llega a un acuerdo "amigable muy rápido" con Trump sobre los aranceles

Michel Temer
PRESIDENCIA DE BRASIL - Archivo

   BRASILIA, 15 Mar. (Notimérica) -

   El presidente de Brasil, Michel Temer, ha anunciado su intención de conversar con el presidente estadounidense, Donald Trump, sobre los aranceles impuestos a las importaciones de acero y aluminio, algo que si no se soluciona podría acabar en la presentación de una queja formal ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

   "Muy próximamente llamaré el presidente Trump porque verifico, incluso, las sugerencias de que él apreciaría recibir llamadas de los países que fueron objeto de ese aumento bastante grande de las tasas", indicaba el presidente en el marco de la inauguración este miércoles del Foro Económico Mundial latinoamericano en Sao Paulo.

   Las nuevas medidas arancelarias anunciadas por Trump afectarían notablemente al gigante latinoamericano, pero también al resto de países de la región. Por el momento, la única exclusión arancelaria sería para México, pero esta medida podría cambiar de no llegarse a un acuerdo en las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

   "Si no hay una solución amigable muy rápida, formularemos una presentación en OMC, no unilateralmente, sino con todos los países que fueron perjudicados por esta medida", precisaba el mandatario, quien esta semana se reunió con el director del organismo, Roberto Azevedo.

   Trump anunciaba esta semana que los aranceles a las importaciones de acero pasarán a ser de un 25 por ciento, mientras que las de aluminio serán de un 10 por ciento. "Nosotros aquí somos contrarios a cualquier tipo de proteccionismo. Estamos a favor de la apertura plena de nuestros mercados y queremos también esta apertura plena de los mercados hacia Brasil", manifestó Temer.

   Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones de acero de Brasil, recibiendo el 32,9 por ciento de las compras en 2017, según el Ministerio de Industria y Comercio Exterior. El acero que importa Estados Unidos procede principalmente de Canadá (15,6 por ciento), seguido de Brasil (9,1 por ciento), según datos del Departamento de Comercio estadounidense.