Actualizado 27/10/2013 18:29 CET

Militantes kurdos afianzan su poder en el noreste de Siria

Por Khaled Yacoub Oweis

AMAN, 27 oct, 27 Oct. (Reuters/EP) -

- Militantes kurdos avanzaron el domingo para consolidar su control sobre una región productora de petróleo en el noreste de Siria luego de capturar un cruce fronterizo con Irak de manos de rebeldes islamistas, dijeron activistas.

Milicias ligadas al Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK, por su sigla original), que ha luchado contra el Gobierno de la vecina Turquía por décadas, eliminaban puntos de resistencia del Estado Islámico de Irak y el Levante, vinculado a Al-Qaeda, del Frente al-Nusra y de Ahrar al-Sham en la ciudad fronteriza de Yarubiya, informaron fuentes de oposición sirias.

"Los kurdos están en control ahora del puesto fronterizo de Yarubiya. Ahora tienen un camino despejado para comercializar el petróleo de la región, que debería pertenecer a todos los sirios. Miles de árabes han huido", dijo Yasser Farhan, miembro de la opositora Coalición Nacional Siria.

La provincia de Hasakah en el noreste, que limita con Irak y Turquía, tiene una población superior a un millón de personas, 70 por ciento kurdos y 30 por ciento árabes. Los combates allí profundizan las divisiones sectarias y étnicas en Siria y amenazan con arrastrar a potencias vecinas a la guerra civil del país.

La Coalición Nacional Siria dijo una declaración que fuerzas terrestres de Irak atacaron Yarubiya el sábado en coordinación con las milicias kurdas. Fuentes rebeldes sirias dijeron que aviones de guerra sirios también bombardearon la ciudad.

"El Gobierno iraquí ha cometido un grave error con su inédita interferencia en asuntos sirios", decía el comunicado, agregando que el Gobierno de Bagdad dominado por chiíes había estado ayudando a transferir hacia Siria a milicianos chiíes iraquíes que combaten junto a las fuerzas del presidente Bashar al-Assad.

Un funcionario de seguridad iraquí negó una participación en la captura de Yarubiya. "Lo último que necesitamos es ser arrastrados a un combate militar dentro de Siria. No participaremos de ninguna forma", dijo.

Otros funcionarios iraquíes afirmaron que algunos combatientes kurdos heridos fueron evacuados en vehículos del ejército iraquí y llevados a áreas bajo el control de combatientes iraquíes kurdos, para luego cruzar la frontera hacia Irak.

Rami Abdelrahman, jefe del grupo de monitorización Observatorio Sirio de Derechos Humanos, dijo que combatientes kurdos tomaron el control de más del 90 por ciento de la ciudad de Yarubiya.

Imágenes de video divulgadas por el grupo mostraban a combatientes kurdos ocupando una torre en el cruce fronterizo y a otros portando la bandera de las milicias de las Unidades de Protección del PKK.