Actualizado 27/05/2015 15:28:30 +00:00 CET

Moody's cambia a negativa perspectiva de Guatemala tras escándalos

Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala
Foto: TWITTER @GUATEMALAGOB

NUEVA YORK, 27 May. (Notimérica) -

   Moody's ha revisado la perspectiva de las calificaciones de la deuda pública de Guatemala, de estable a negativa, debido a la crisis política ocasionada por los escándalos de corrupción que implican a altos funcionarios del gobierno.

   "La decisión de Moody's de cambiar la perspectiva de las calificaciones de Guatemala se debe a que la actual crisis política se ha agravado rápidamente, detonada por escándalos de corrupción que involucran a servidores públicos de alto nivel y que ha ocasionado protestas generalizadas", dijo la agencia en un comunicado, que recoge Notimerica.com.

   Según Moody's, la probabilidad de que los acontecimientos políticos internos podrían afectar negativamente a la estabilidad macroeconómica y la solidez financiera del gobierno sigue siendo baja, pero se ha incrementado como consecuencia de la incertidumbre que rodea a la crisis política.

   El escenario base que prevé Moody's es que las elecciones generales se celebrarán en la fecha prevista, en septiembre de 2015, e incluso si el presidente Otto Pérez Molina no es capaz de terminar su mandato presidencial, que finaliza en enero de 2016, un Gobierno interino tomaría su lugar.

   "Sin embargo, dados los recientes acontecimientos políticos sin precedentes, ya no podemos descartar la posibilidad de que una prolongada crisis política podría llevar a una crisis institucional y de gobernabilidad, contribuyendo a períodos de imprevisibilidad de la política económica y adversamente afectar las perspectivas macroeconómicas de Guatemala", añade el comunicado.

   Moody's mantiene sin cambios los bonos en moneda local y depósitos a largo plazo en Baa1, a largo plazo depósitos en moneda extranjera en Ba2, y los bonos en moneda extranjera en Baa3.

   La semana pasada, el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, anunció la remoción de varios miembros de su gabinete, así como de otros funcionarios, en medio de la mayor oleada de escándalos de corrupción en la historia del país centroamericano a pocos meses de las elecciones.

   El pasado 20 de mayo, Juan de Dios Rodríguez, ex secretario privado del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y el jefe del Banco Central, Julio Suárez, fueron detenidos junto a otras 15 personas, por su presunta implicación en un multimillonario caso de corrupción que ha provocado una serie de manifestaciones en contra del Gobierno del país centroamericano.

   Pérez Molina ya ha dicho que no renunciará a la Presidencia, a pesar de las masivas manifestaciones que en las últimas semanas han pedido su dimisión y la de la vicepresidenta, Roxana Baldetti, que acabó renunciando a su puesto el pasado 8 de mayo.

   "Yo tengo un mandato constitucional, estoy dispuesto a cumplirlo, y finaliza el 14 de enero de 2016. Voy a seguir trabajando", respondió Pérez Molina, quien dijo ser consciente del descontento de sus ciudadanos, que piden que pare la corrupción.