Publicado 13/11/2020 17:05CET

Naturgy buscará oportunidades de inversión en países "con monedas fuertes y marcos regulatorios estables"

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés.
El presidente de Naturgy, Francisco Reynés. - NATURGY - Archivo

Reynés afirma que "no hay vacas sagradas" de cara a la nueva etapa de rotación de su cartera de activos

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, ha asegurado que el grupo buscará oportunidades para invertir en países "con monedas fuertes y menos volátiles y con marcos regulatorios estables, para evitar sustos", al tiempo que ha subrayado que la nueva etapa de rotación de activos en la que entra la compañía no acaba más que empezar con la venta del negocio de redes eléctricas en Chile a la china State Grid por 2.570 millones de euros.

En una rueda de prensa, Reynés indicó que, después de cerrar desde su llegada a la compañía en 2018 la venta de activos considerados "no fundamentales" -como en Moldavia, Sudáfrica, Colombia o Kenia, entre otros-, esta operación con Compañía General de Electricidad (CGE) en Chile representa la primera desinversión "relevante", y subrayó que rotar el portfolio "significa que no hay vacas sagradas".

Así, afirmó que, después de enfocarse en estos más de dos primeros años desde que asumió las riendas de la energética en la "eficiencia operativa" del grupo, alcanzando sus objetivos a 2022 en este mismo ejercicio con dos años de anticipación, ahora ha llegado el momento de centrarse en la rotación de la cartera para "conseguir hacer una compañía menos vólatil, más predecible y un poco más aburrida".

"En unos momentos de inestabilidad relevante el tener una compañía más estable da estabilidad para nuestros inversores", dijo.

Reynés señaló que el objetivo es invertir lo desinvertido en esas oportunidades de crecimiento, aunque no solo renovables, ligadas a la transición energética que creen valor, pero advirtió de que "no hay prisa" y que la meta es "encontrar tanto buenas oportunidades de inversión como de desinversión". "Esa paciencia para desinvertir bien nos tiene que ayudar a encontrar esas oportunidades de desinversión", dijo.

Lo que sí que dejó claro el ejecutivo es que Naturgy no tiene urgencia ni por invertir ni por desinvertir, "ya que tiene las finanzas saneadas y puede afrontar sus compromisos sin problemas".

"EURO, DÓLAR Y LIBRA ESTERLINA".

Reynés especificó que por monedas fuertes entiende "el euro, el dólar y la libra esterlina", "con las que te llevas pocos sustos", y señaló que Latinoamérica, a pesar de que seguirá teniendo importancia en la cartera del grupo, verá reducida su importancia para Naturgy, y su peso sobre su resultado bruto de explotación (Ebitda) caerá al 33 o 34%.

En este sentido, reconoció que Estados Unidos puede ser un país objetivo para la compañía, a pesar de que ya hay "muchos jugadores", como Iberdrola. "No nos cerramos a nada, pero no nos obligamos a nada. La única obligación es hacer buenas inversiones", dijo, añadiendo que Estados Unidos "forma parte de esos países que tienen una moneda fuerte".

En lo que respecta a la venta de CGE a State Grid, Reynés calificó la operación de un "muy buen negocio", ya que consideró que se ha obtenido un precio de 1,5 a 2 euros por acción por encima de las estimaciones del mercado y los analistas.

Contador