Nicaragua.- El Fondo Monetario Internacional pide a Daniel Ortega que acometa las reformas estructurales con celeridad

Actualizado 11/12/2006 20:10:57 CET

WASHINGTON, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió hoy al presidente electo de Nicaragua, Daniel Ortega, que avance "pronto y rápidamente la agenda pendiente de reformas estructurales" que le está dejando el presidente saliente Enrique Bolaños, cuando asuma su cargo el próximo 10 de enero, después de que saliera del Gobierno del país hace 16 años.

Así lo hizo saber hoy el organismo financiero internacional mediante el undécimo informe de revisión final del rendimiento nicaragüense bajo el programa "Facilidad para la reducción de la pobreza y desarrollo" (PRGF). El FMI dijo que el país ha hecho "progresos satisfactorios" en un año de elecciones.

En este documento, el panel ejecutivo aprobó la solicitud de dicho país centroamericano que en la que constaba una renuncia a ciertos criterios económicos.

"Será importante el rechazo a la Ley 539 aprobada el año pasado de reforma de pensiones y que es fiscalmente insostenible", señaló el economista brasileño y subdirector gerente del FMI para América Latina, Murilo Portugal, refiriéndose a la ley que el propio Ortega apoyó cuando era miembro de la oposición legislativa. Según un acuerdo de gobernabilidad entre Bolaños y Ortega, esa ley entrará en vigor el 20 de enero.

"El avance en las reformas estructurales fue lento y plagado de dificultades políticas", dijo Portugal.

"Se exhorta a la nueva administración a avanzar pronta y rápidamente con la agenda pendiente de reformas estructurales", insistió Portugal en una declaración escrita, publicada hoy por el organismo con sede en Washington.

"La nueva administración tendrá que esforzarse en una pronta y rápida agenda de las reformas estructurales. La consolidación del marco regulador para el sector de energía debe ser asimismo una prioridad para alentar estabilidad financiera y atraer la nueva inversión necesaria en el sector", señaló Portugal.

El directorio aprobó poner a disposición del Gobierno de Managua unos 21 millones de dólares, como parte del programa de tres años por 147,5 millones de dólares aprobados en diciembre del 2002 y ampliado en febrero del 2006.

El FMI enviará a Nicaragua el 19 de diciembre una misión encabezada por el director de su oficina para el Hemisferio Occidental, Anoop Singh, para hablar con Ortega sobre las relaciones futuras del Gobierno que encabezará a partir del 10 de enero con el FMI.

El FMI dijo que el actual presidente, Enrique Bolaños ejerció una "administración prudente y proactiva" de la economía nicaragüense y que pese a los retos de un año de elecciones.

"El crecimiento ha continuado positivo, la inflación ha empezado a declinar y la posición externa en general ha sido fortalecida", opinó Portugal. "Las reservas internacionales han sido estables y la declinación en los depósitos experimentada en el proceso electoral está en reversión", según el documento.

El organismo manifestó que Ortega tendrá que "ejercer vigilancia con respecto a las presiones de mayores salarios en el sector público y subsidio, que podrían afectar adversamente la estabilidad y competitividad, y debería prepararse a implementar medidas de neutralización, de ser necesarias".

Según este informe publicado hoy, las autoridades intentaron consolidar el marco de la macro-política mediante un presupuesto prudente para el año próximo que consolide el descenso del déficit en el sector público e incremente el índice del nivel de reducción de la pobreza.