Publicado 06/05/2020 16:59:21 +02:00CET

El nobel de Economía Joseph E.Stiglitz apoya la postura de Argentina en la reestructuración de su deuda

Bandera de Argentina.
Bandera de Argentina. - WIKIMEDIA - Archivo

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El premio nobel de Economía Joseph E.Stiglitz, junto a otros economistas de reconocido prestigio internacional como Edmund S.Phelps o Thomas Piketty, han apoyado la postura del Gobierno de Argentina en el proceso de reestructuración de su deuda.

En una carta abierta, los economistas han considerado que una resolución "responsable" en el proceso de deuda marcaría un precedente positivo, "no solo en Argentina, sino en todo el sistema financiero internacional por completo".

"La renegociación requiere del entendimiento de todas las partes, Argentina ha presentado a sus acreedores privados una oferta responsable que refleja adecuadamente la capacidad de pago del país: un periodo de gracia de tres año con un pequeño recorte en el capital y un recorte significativo en los intereses", han resaltado.

Los economistas explican que la propuesta es acorde con los análisis del FMI, los cuales apuntaban que la reestructuración de deuda necesitará de una condonación sustancial con una probabilidad alta.

El texto reitera que existe consenso en cuanto a que la deuda es inasequible, puesto que los pagos de intereses se han duplicado, haciendo que el coste de la refinanciación de deuda sea "excesivamente alto". "La condonación de la deuda es la única forma de combatir la pandemia y establecer la economía en un camino sostenible", han afirmado.

"La diferencia entre el capital y los intereses está diseñada precisamente para aliviar el nivel de deuda mientras que el país lucha contra el Covid-19 y trabaja para restaurar el crecimiento. De hecho, la reducción del bono promedio ofrecido por Argentina (del promedio actual del 7% al 2,3%) es razonable, dado el entorno actual de tasas de interés globales", han apostillado.

De este modo, los firmantes han insistido en que, "en este momento excepcional, la propuesta de Argentina presenta una oportunidad para la comunidad financiera internacional para mostrar que se puede resolver una crisis de deuda soberana de una manera ordenada, eficiente y sostenible". "Ahora es el momento para que los acreedores privados actúen de buena fe", han concluido.

Contador