Odebrecht se declara en suspensión de pagos y se acoge a la 'Ley de Quiebras' para mantenerse en funcionamiento

Publicado 18/06/2019 14:30:21CET
TWITTER - Archivo

   BRASILIA, 18 Jun. (Notimérica) -

   La constructora brasileña Odebrecht formalizó ante la Justicia brasileña una petición de recuperación judicial (suspensión de pagos) presionada por deudas de 65.500 millones de reales (16.800 millones dólares) y solicitó acogerse a la llamada 'Ley de Quiebras' para conseguir un acuerdo que les permita mantener el funcionamiento de la compañía.

   "Odebrecht S.A. comunica que presentó hoy (lunes), en conjunto con sus sociedades controladoras y ciertas controladas una petición de recuperación judicial de las empresas ante la comarca de la capital del estado de Sao Paulo en términos de la ley nº 11.101/05, conforme a lo aprobado por los órganos societarios competentes de las empresas", señala un comunicado de la compañía.

   La empresa, envuelta en escándalos de sobornos en una docena de países de la región, considera que la decisión de declarase en quiebra es la medida más adecuada para concluir el proceso de reestructuración financiera de forma "coordinada, segura, transparente y organizada", permitiendo la continuidad de sus filiales y de su función social.

   La ley brasileña establece que en caso de declararse en quiebra, las empresas declaradas en recuperación judicial tienen seis meses para alcanzar un acuerdo con los acreedores.

   Asimismo, la compañía informó que el proceso incluye 51.000 millones de reales (13.100 millones de dólares) de deudas pasibles de reestructuración y otros 14.500 millones de reales (3.700 millones de dólares) compuestos sobre todo por deudas relacionadas con acciones de Braskem y no pasibles de reestructuración.

   El grupo brasileño pasa por dificultades desde que empezó la Operación Lava Jato, que destapó un esquema de corrupción en el que ejecutivos de la empresa pagaban sobornos a políticos y funcionarios públicos para obtener contratos de obras.

   La constructora atribuye la crisis a tres factores: la crisis económica que atraviesa Brasil, el "impacto reputacional por los errores cometidos" y las dificultades que las empresas que "colaboran con la justicia" tienen para volver a recibir créditos y ofrecer sus servicios.

   Odebrecht es una de las mayores empresas de Brasil; llegó a tener más de 180.000 empleados hace apenas cinco años, pero a día de hoy cuenta con 48.000.

Para leer más