La OMC falla a favor de EEUU en la 'guerra del atún' con México

ATUN
WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 17/12/2018 17:30:35 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 17 Dic. (Notimérica) -

   Finalmente, México ha perdido la denominada 'guerra del atún' contra Estados Unidos, una batalla que acumula casi dos décadas de disputa por los límites de acceso de este producto mexicano al mercado de sus vecinos del norte.

   La Organización Mundial del Comercio (OMC) declaraba este viernes a favor de Washington el recurso impuesto por México después de que la institución internacional ya fallara el pasado mes de octubre a favor de la parte estadounidense, recoge el diario 'El País'.

   "Este resultado nos obliga a continuar la defensa y promoción de nuestra industria atunera y un método de pesca altamente sostenible", respondía la Secretaría de Economía de México en un comunicado conjunto con la cartera de Agricultura y Desarrollo Rural recogido por medios locales.

   Asimismo, el comunicado indica que "México espera que más allá del fallo, Estados Unidos reconozca el efecto que tienen los métodos de pesca utilizados por su flota y la de otros países en el ecosistema marino".

   La disputa tiene su origen en el etiquetado en las latas de atún de 'dolphin-safe' ('seguro para los delfines'), una medida impuesta por Estados Unidos supuestamente para el cuidado de estos animales y del medio ambiente. Esta norma obligaba a los barcos a llevar consigo un observador para comprar que en las redes de pesca no se introducían accidentalmente delfines, así como prohibía el uso de redes de cerco.

   Para los atuneros mexicanos, la medida era realmente una restricción comercial encubierta, pues parte de su flota no podía conseguir dicha certificación, produciendo miles de pérdidas económicas. Por ello, México llevó el caso, primero, en 1991, el Ejecutivo mexicano acudió al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT, por sus siglas en inglés), actual OMC.

   En 2008, el máximo órgano del comercio a nivel mundial recibió las quejas y dio su primer fallo a favor de México en 2013, obligando a Estados Unidos a realizar una variación en las medidas del etiquetado. Según indica 'El País', las nuevas normas no fueron adecuadas para la OMC, por lo que en 2016 se obligó a los estadounidenses a cambiar nuevamente las reglas, al tiempo que permitió a México imponer sanciones a Estados Unidos.

   Un año más tarde, sin embargo, esta última posibilidad fue anulada por otro fallo del órgano, esta vez a favor de Estados Unidos, una decisión que México discutió con un recurso, resuelto finalmente la pasada semana. Ahora, el fallo pasará al Órgano de Solución de Controversias para que se adopte de manera formal en los próximos 30 días, de acuerdo con Reuters.