Publicado 05/02/2015 19:38CET

OTAN refuerza presencia en este de Europa ante peligro por Rusia

Por Adrian Croft y David Alexander

BRUSELAS, 5 feb, 5 Feb. (Reuters/EP) -

- Los ministros de Defensa de los países miembros de la OTAN se reunieron el jueves para acordar una red de centros de comando en el este de Europa para reforzar con rapidez a la región en caso de alguna amenaza desde Rusia, así como una mayor fuerza de reacción y dos nuevos cuarteles.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que las medidas, parte de la respuesta de la alianza a la anexión por parte de Rusia de la península ucraniana de Crimea, representan "el mayor refuerzo de nuestra defensa colectiva" desde el fin de la Guerra Fría hace 25 años.

Con la tensión entre Occidente y Rusia en su mayor nivel desde la época de la Guerra Fría, la OTAN ha dejado en claro que no intervendrá en Ucrania pero que aumentará las defensas de sus nerviosos aliados en el este de Europa, bajo dominio de Moscú por cuatro décadas hasta 1989.

Se esperaba que los ministros aprueben más del doble del tamaño de la fuerza de reacción rápida de la OTAN ya existente a unos 30.000 soldados desde los actuales 13.000, y que desarrollen detalles de una fuerza "de vanguardia" de 5.000 miembros con un tiempo de reacción de apenas días.

La alianza establecerá un nuevo cuartel en Polonia y otro más pequeño en Rumania.

Además, se establecerán seis centros de comando, con funcionarios nacionales y de la OTAN, en Polonia, Rumania, Bulgaria y los tres Estados bálticos para planear ejercicios y organizar refuerzos para estos países en una emergencia.

El plan, que parte de las decisiones tomadas en la cumbre de la OTAN en Gales en septiembre pasado, no cubre las expectativas de algunos países del este europeo de establecer bases grandes en la región, pero igualmente preocupó a Rusia.

"Esto es muy preocupante", dijo el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores Alexander Lukashevich sobre la fuerza de reacción rápida.

"Esto es sobre crear capacidades operativas adicionales que le permitirán a la alianza reaccionar cerca de las fronteras rusas (...) Decisiones semejantes naturalmente serán tomadas en cuenta en nuestros planes militares", agregó.

Gran Bretaña anunció que liderará la fuerza de reacción rápida en 2017, prometiendo hasta 1.000 soldados, y enviará oficiales a los ocho nuevos centros. Alemania y Francia también se turnarán para encabezar la fuerza "de vanguardia".

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, dijo en la reunión que Washington brindará oficiales así como experiencia técnica y logística para los nuevos centros de comando.

Los ministros también discutieron las crecientes preocupaciones dentro de la OTAN sobre la estrategia nuclear rusa y los indicios de que los planificadores militares de Moscú estarían bajando el umbral para usar armas atómicas en cualquier conflicto, dijeron diplomáticos.