Actualizado 07/08/2015 13:08 CET

Paraguay se enfrenta en EEUU a una demanda de una empresa italiana

ASUNCIÓN, 7 Ago. (Reuters/EP) -  

   Paraguay ha anunciado este jueves que se enfrenta a una demanda en Estados Unidos por casi 80 millones de dólares promovida por una empresa vinculada al Estado italiano, que compró una antigua deuda contraída por un cónsul honorario, que las autoridades del país sudamericano no reconocen.

   La procuraduría general del Estado ha dicho en un comunicado que la empresa "Sezione speciale per l'Assicurazione del Credito all'Esportazione", conocida por las siglas SACE y propiedad mayoritaria del Estado italiano, introdujo la demanda ante un tribunal de Washington.

   La acción busca el reconocimiento y ejecución de dos fallos de la justicia suiza contra Paraguay dictados hace una década y vinculados a un caso conocido como 'Gramont Berres', que el país considera "una estafa".

   Gramont Berres fue un cónsul honorario amigo del exdictador paraguayo Alfredo Stroessner (1954-1989) que contrajo la deuda por unos 60 millones de dólares a finales de la década de los '80 con el Overland Trust Bank, con una garantía del Estado paraguayo que las autoridades del país consideran falsa.

   Antes de desaparecer, la firma la vendió a un grupo de 10 bancos europeos que promovieron una demanda contra el Estado paraguayo en Suiza para recuperar los fondos.

   La procuraduría ha explicado este jueves que SACE, que fue reaseguradora de Gramont Berres, "unilateralmente llegó a un acuerdo transaccional con los 10 bancos, pagando la suma de 24,9 millones de euros", para adquirir todos los derechos y acciones que surgían de las dos sentencias suizas.

   El procurador Roberto Moreno ha indicado que la demanda no pone en peligro las reservas internacionales de Paraguay, que se encuentran depositadas en el Banco de Pagos Internacionales de Basilea y son inembargables.

   "Se han tomado los pasos para que ningún activo o bien de la República pueda ser embargado", ha agregado el funcionario, quien ha recibido instrucciones del presidente, Horacio Cartes, de contratar abogados de "primera línea" para defender la causa en Estados Unidos.

   "La imagen de Paraguay no se va a ver afectada porque es un país que, sobre todo en este período, ha cumplido los compromisos de anteriores Gobiernos con transparencia", ha añadido por su parte el canciller, Eladio Loizaga.

   La demanda surge en momentos en que Paraguay busca abrirse paso en los mercados internacionales de crédito en los que debutó con éxito hace dos años, para sostener el sólido crecimiento económico de la última década.