Actualizado 01/07/2009 22:42 CET

Paraguay tiene planes para superar pronto crisis económica: Lugo

ASUNCION (Reuters/EP) - El presidente paraguayo, Fernando Lugo, aseguró el miércoles al Congreso que las medidas tomadas por su Gobierno para mitigar el impacto de la crisis económica global permitirán al país retomar pronto la senda del crecimiento.

Paraguay espera una caída de 3,8 por ciento en su Producto Interno Bruto durante el 2009 como consecuencia de la crisis financiera internacional y de una sequía que afectó la producción agrícola, principal motor de la economía.

"No se espera un crecimiento económico comparable al de años anteriores", dijo Lugo en su primer informe anual al Congreso, de mayoría opositora y que tiene pendiente la aprobación de un paquete de créditos vitales para el Poder Ejecutivo.

"Para atenuar el menor dinamismo esperado de la demanda doméstica se dispone de programas que tienen como objetivo la ampliación del gasto público, especialmente, en inversiones en obras de infraestructura", explicó el presidente.

El plan de reactivación del Gobierno necesita de la aprobación de créditos por unos 200 millones de dólares de organismos internacionales que tienen como destinos programas para combatir la pobreza y de obras públicas para reactivar el empleo.

La economía paraguaya se recuperaría a partir del segundo semestre del año para crecer cerca de un 3 por ciento en el 2010, según el Banco Central. El país tuvo un crecimiento del PIB del 5,8 por ciento en el 2008, impulsado principalmente por exportación de su producción agropecuaria.

"El objetivo es asegurar la sustentabilidad del crecimiento económico", dijo el mandatario, quien dijo que se propone defender el empleo y dinamizar el consumo a través de un aumento en la inversión pública y de líneas de créditos estatales para pequeñas y medianas empresas.

Lugo resaltó también como principales logros de su Gobierno los avances en el combate a la corrupción y el incremento en la inversión social para reducir la pobreza, que afecta a cerca del 40 por ciento de la población.