¿Qué está pasando con la economía argentina?

People are seen inside a currency exchange store in Buenos Aires' financial dist
REUTERS / MARCOS BRINDICCI
  
Actualizado 31/08/2018 16:44:48 CET

   BUENOS AIRES, 31 Ago. (Notimérica) -

   Este miércoles el presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunciaba una medida que pretendía dar tranquilidad y confianza tanto a los ciudadanos del país sudamericano como a inversores y socios de su economía. Sin embargo, sus palabras han provocado todo lo contrario.

   Según indicaba esta semana el mandatario, su Gobierno había pactado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) un adelanto del préstamo de 50.000 millones de dólares (42.728 millones de euros) concedido por la entidad internacional.

   Como dijo Macri, el fin de este adelanto es "garantizar el cumplimiento" del programa económico del próximo año y "eliminar cualquier incertidumbre" que se hubiera generado ante el "empeoramiento" del contexto internacional.

   Por el contrario, poco después del anuncio el peso comenzó a desplomarse a un ritmo vertiginoso: un 8 por ciento el miércoles y 13 por ciento el jueves, de forma que en dos días el peso argentino ha sufrido una pérdida de valor histórica provocando que Macri se enfrente a la peor crisis de sus tres años de mandato.

   Ante las consecuencias que creó el anuncio, el Ejecutivo de Macri decidió llevar a cabo dos medidas con el objetivo de frenar la devaluación: vender 330 millones de dólares en el mercado de valores y subir la tasa de interés al 60 por ciento (desde el 45 por ciento anterior), la más alta del mundo.

REUTERS

   Sin embargo, el riesgo de 'default' es para muchos expertos muy alto, algo que ha querido rápidamente el jefe del Gabinete argentino, Marcos Peña: "No creímos nunca que fuera una posibilidad cierta porque el plan financiero del próximo año es el más pequeño de estos cuatro años. Creemos perfectamente que se va a lograr cubrir. Por la convicción y por la realidad, ese escenario no tiene ningún tipo de sustentabilidad", ha dicho según declaraciones recogidas por 'La Voz'.

   Las declaraciones de Peña han tenido lugar en medio de rumores sobre un posible cambio de Gabinete, algo que muchos argentinos han reivindicado en los últimos meses dada la situación económica, y tan solo un día después de que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunciara que el lunes se decretará un nuevo paquete de medidas para paliar la inestabilidad económica.

   Pero ¿cuáles son las causas de esta devaluación? La incertidumbre causada por el anuncio de Macri sobre el FMI, algo que anteriormente había negado, así como la ambigüedad de las informaciones dadas por el Gobierno sobre sus objetivos económicos, podrían ser dos de las principales causas.

   Más si se tiene en cuenta el histórico recorrido del peso argentino, y las promesas que Macri llevó a cabo desde el principio de su candidatura a la Presidencia. Con una larga experiencia como empresario, Macri afirmó que acabaría con la inflación, el défict fiscal y los problemas de la economía argentina. Hoy la situación sigue igual --o peor-- que cuando llegó al poder, por lo que su Gobierno ha tenido que ser partícipe de estos problemas.

   Por otra parte, el contexto internacional no ha ayudado. El auge del proteccionismo ha afectado de forma notable al peso, que tal y como indican expertos a 'BBC Mundo', es la única moneda de mercados emergentes que sufre tanto cuando se produce un movimiento que genera tensión financiera y política a nivel global. De esta forma, la subida de las tasas de interés de Estados Unidos y la crisis en Turquía han sido claves.

   El desarrollo y la situación económica de las próximas jornadas en argentina serán de suma importancia para el país, no solo a nivel monetario, sino también a nivel político y social. El Gobierno deberá reconducir la situación y frenar la crisis cambiaria, pues los argentinos tienen muy próximos los recuerdos de aquel 'corralito' que marcó su historia.